Las princesas Victoria y Magdalena de Suecia volvieron a aparecer juntas en una gala benéfica apoyando así la labor de su madre, la reina Silvia, al frente de la Fundación Mundial de la Infancia. El acto resultó un éxito y todos los asistentes pudieron degustar una exótica y exquisita cena en el restaurante del hotel Berns, uno de los más exclusivos de Estocolmo.

victoria-daniel

Victoria, a la que vemos con Daniel, coincidió con su hermana Magdalena en vesir de negro.

Victoria optó por un vestido de seda y gasa negro que complementó con un espectacular tocado-joya y pendientes de diamantes, unos complementos importantes en los que quizás sobraba el reloj que no encajaba en este look de fiesta. Por su parte, Magdalena también eligió la apuesta segura del color negro que en su caso disimulaba también su visible subida de peso siete meses después de dar a luz a su hija, la princesa Leonore.

victoria-detalle

El tocado joya de la princesa Victoria era realmente espectacular.

La princesa Magdalena trabaja en la Fundación que preside su madre y por esta razón retrasó su regreso a Nueva York donde vive con su marido, el empresario Chris O´Neill, y su preciosa hija, la princesa Leonore, lo que le ha dado oportunidad a la reina Silvia para disfrutar másd de su nieta pequeña.

maddy-chris

Magdalena y de Suecia y Chris O´Neill viven en Nueva York con su hija Leonore,aunque viajan con frecuencia a Suecia.

magdalena de suecia

Esta vez Magdalena acentuó su maquillaje con un rojo intenso en los labios, un estilo que la princesa no luce habitualmente.