Las princesas Victoria de Suecia y Mette-Marit de Noruega viven en su propia piel la tensión de los equipos de sus respectivos países, pues ambos están enfrentados en los Mundiales de Esquí Nórdico que se celebran estos días en Falun, Suecia.

Con ellas estaban sus maridos y sus hijos, Daniel Westling y la pequeña Estelle de Suecia, y Haakon de Noruega con los príncipes Ingrid Alexandra y Sverre Magnus. Ambas familias reales vestían los colores de las equipaciones de sus respectivas selecciones.

Victoria de Suecia

Victoria de Suecia se deshace en mimos con su ahijada, la princesa Ingrid de Noruega, la hija de Haakon y Mette-Marit.

Victoria de Suecia y Daniel Westlin

Victoria y Daniel con Stelle al finalizar una de las jornadas.

Carlos-Gustavo-y-Silvia-de-Suecia

Los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia también asistieron, al igual que el príncipe Carlos Felipe, que en esta ocasión fue sin su prometida Sofía Hellqvist, que sí estuvo en la inauguración de los Juegos.

Con una estupenda relación, ambas familias reales aparcaron por unas horas el buen rollo que siempre tienen para animar a sus equipos, tensión que trasladaron a los pequeños de la casa, que animaron sin parar a sus deportistas. Una vez terminada la competición, fin de la tensión hasta la próxima jornada…

 Ingrid Alexandra y Sverre Magnus de Noruega

Los pequeños  Ingrid Alexandra y Sverre Magnus de Noruega disfrutaron de esta emocionante jornada.

 Ingrid Alexandra y Sverre Magnus de Noruega

Mette-Marit y Haakon de Noruega, con sus hijos. Unos hinchas muy royals.Mette-Marit de Noruega

Mette-Marit continúa la tradición de muchas Familias Reales europeas de inculcar a sus hijos a afición por el esquí.