La vida del astro portugués en Turín ha sido aireada por una vecina que tiene en su exclusiva urbanización. Lo ha hecho a través de un medio de comunicación


Cristiano Ronaldo está más que instalado en Turín, hasta donde se desplazó junto a su pareja, Georgina Rodríguez, y sus hijos, Cristiano Jr., Mateo, Eva María y Alana Martina. La familia al completo se instaló en una casa situada en una de las urbanizaciones más exclusivas de la ciudad. Se trata de una casa de 805 metros cuadrados sobre una superficie de 4.747 metros cuadrados.

Sin embargo, por mucha exclusividad y discreción que puedas tener, siempre hay algún vecino que sigue con atención cómo es la vida del futbolista y su familia en su residencia. «Cristiano es un vecino estupendo. Hay mucho silencio en su casa, sin fiestas. Nunca he visto pasar coches por la carretera privada que tenemos», explica su vecina Elizabeth Betty Borel al ‘Corriere de la Sera’.

Aunque los vecinos de esta exclusiva urbanización tratan de pasar desapercibidos, siempre hay alguien que ha podido ver al astro portugués llegando a casa. Es el caso de esta vecina, que comenta en este mismo medio: «Hay muchos días que veo a Cristiano llegar con un Rolls-Royce con los cristales tintados».

View this post on Instagram

Enjoy ???

A post shared by Cristiano Ronaldo (@cristiano) on

Pero no es de la única persona que ha hablado esta vecina indiscreta. Y es que también ha contado algunos detalles de la vida que lleva en Turín. Esta vecina cuenta que ve a menudo a la modelo pasear acompañada de una niñera para pasear a sus hijos más pequeños. El mayor también disfruta de paseos por las calles de la urbanización con su patinete.