Una deuda de 2 millones, el otro motivo por el que Preysler no se ha casado aún con Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa se ve obligado a hipotecar su espectacular casa de Madrid mientras se resuelve un contencioso con Hacienda que retrasa su boda con Isabel Preylser

¿Será la boda de Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler la más esperada del 2019? La idea de ambos es que sí, pero hay ciertos matices que impiden su celebración, al menos por el momento. El más acuciante es una deuda que el escritor peruano ha contraído con Hacienda. La Dependencia Regional de Recaudación Especial de Madrid, perteneciente a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, le reclama la cantidad de 2,1 millones de euros, tal y como informa ‘Vanitatis’. Sin embargo, el novio de la socialite tiene organizada su defensa gracias a un sólido servicio jurídico que le ha recomendado no perder la calma.

15Vargas Llosa y Preysler, ¿boda a la vista?

Ya lo dijo la filipina a las páginas de ‘Hola!’:»Mario ya es soltero. Los papeles de Perú ya están en regla. Podríamos casarnos en cualquier momento».

14Motivo de retraso

El fisco le solicita a Vargas Llosa más de dos millones de euros en concepto de liquidación, pero él no está en absoluto de acuerdo y ya ha puesto el asunto en manos de sus abogados.

13La estrategia de Vargas Llosa

Estar tranquilo y mantener la deuda suspendida para que no entre en fase ejecutiva. Los letrados del Nobel pelean para derrotar a Hacienda por la vía administrativa y demostrar así que la cantidad que se le adeuda es desproporcionada.

12Primer paso

No obstante, Llosa no se ha quedado quieto y ha puesto en marcha una maniobra para curarse en salud. Se trata de solicitar una hipoteca privada con Hacienda por la cantidad que se le reclama y poner como aval las escrituras de su casa en Madrid, su imponente casa de la madrileña calle Flora, según recoge Vanitatis.

11Más vale prevenir que curar

De este modo, en caso de perder el contencioso con el fisco, éste se quedaría la casa que un día también fue de su ex, Patricia Llosa. De conservarlo, Isabel Preysler sería la tercera propietaria.

10Mazazo para Mario Vargas Llosa

Sea como fuere, no cabe duda de que perder su casa de 300 metros cuadrados, sería un jarro de agua fría para el escritor.

9No tiene nada a su nombre

Todo es bastante complicado en torno a las propiedades de Mario Vargas Llosa porque no tiene nada a su nombre en España. Por ejemplo, el piso de la Calle Flora es propiedad de una sociedad holandesa, Jurema BV. Los expertos aseguran que este tipo de accionariados pueden ser utilizados como puentes hacia paraísos fiscales.

8Multitud de viviendas

Si por algo no llora Vargas Llosa es por casas. Tiene (o ha tenido) residencias en Madrid, Lima, París o New York. Y siempre ubicadas en las mejores zonas de la ciudad.

7Tú a New York y yo…

Si bien es cierto que a raíz de su separación, Patricia Llosa pareció quedarse con la vivienda familiar de la ciudad de los rascacielos.

6Su suntuosa casa de Perú

En 1990, el peruano adquirió una mansión con toda clase de lujos: piscinas, patios, terrazas… Años más tarde se demolió y se levantó un bloque de edificios de igual o más lujo. A día de hoy, todavía conserva allí un apartamento.

5¿Pedida de mano en París?

Como en las películas románticas, sería un bello lugar para que Vargas Llosa hinque rodilla. También en la ciudad del Sena mantiene un apartamento en la idílica plaza de Saint Sulpice.

4Sería la noticia del año

No cabe duda que en el momento que se confirme la fecha de este posible enlace entre ellos, todos los ojos estarán puestos en el día de la boda.

3La intriga por saber qué pasará es total

2Mientras, los dos disfrutan de un momento dorado de su relación

1Les vemos siempre muy felices