Carla Pereyra y Diego Simeone han disfrutado de unas vacaciones familiares en Ibiza y Formentera. Os mostramos todas las imágenes


A pesar de que han sido meses complicados por culpa de la pandemia provocada por el coronavirus, son muchos los famosos que se han tomado un descanso y han pasado unos días fuera de vacaciones. A los últimos que hemos visto ha sido a Carla Pereyra y a Diego Simeone, quienes han pasado unos días en Ibiza y Formentera, uno de sus destinos habituales cada verano. Son unos asiduos en viajar a la isla pitiusa para pasar unos días de desconexión, disfrutando del mar y la gastronomía local. El matrimonio ha vivido una segunda luna de miel. Cabe recordar que se dieron el ‘sí, quiero’ el pasado año, primero en una boda civil y en secreto; y posteriormente una espectacular boda en la Toscana.

Carla Pereyra presumió de una figura tonificada

La pareja es una apasionada de Ibiza. Como hemos dicho anteriormente, son multitud de ocasiones las que Carla y El Cholo hacen escapadas a la isla balear. En esta última ocasión han estado acompañados por sus dos hijas, Francesca y Valentina. Durante su estancia, la modelo ha compartido varias imágenes a través de sus redes sociales, pero ahora podemos verlos al natural durante un día de playa. Además, tanto el entrenador del Atlético de Madrid y la modelo presumieron de un cuerpo perfectamente tonificado y trabajado.

Durante estos días en Ibiza, hemos visto al matrimonio muy pendientes de sus dos hijas, Valentina y Francesca. Ambas, vestidas de manera muy coqueta, disfrutaron de una divertida jornada en la playa, donde tuvieron tiempo de tostarse al sol, darse un chapuzón jugando con las olas, y jugar en la orilla de la playa a hacer castillos de arena. Eso sí, siempre junto a sus padres, que estaban volcados con sus dos hijas. Todos ellos se protegieron de la intensidad del sol con crema solar, donde vimos a Carla y a Diego ponerle cremita a las pequeñas en el rostro y el cuerpo antes de que disfrutaran de su largo día en la playa.

Las pequeñas han heredado de sus padres el amor por el mar y la playa. Y es que desde que nacieron han visitado la playa e Ibiza, donde el matrimonio ha encontrado el lugar perfecto para desconectar, relajarse y recargar las pilas antes de enfrentarse a la vuelta al cole y a la nueva temporada de trabajo. Antes de marcharse de la isla, Carla quiso compartir una fotografía familiar y escribió lo siguiente: «Ultima puesta de sol magica de estas vacaciones familiares! No puedo estar mas agradecida por este tiempo juntos! 🙏 son mi todo, todo el tiempo!». Os dejamos todas las fotografías de las idílicas (y familiares) vacaciones del matrimonio junto a sus dos pequeñas disfrutando de todo lo que ofrece Ibiza y Formentera. ¡No te las pierdas!