Hace ya más de tres semanas que Gonzalo Caballero permanece en el Hospital San Francisco de Asis de Madrid. El equipo médico ha ido emitiendo diferentes comunicados desvelado el estado de salud del torero después de la grave cogida que sufrió el pasado 12 de octubre en La Ventas. Este lunes han enviado otro que da buenas noticias sobre el estado de salud del torero.

Gonzalo Caballero recibirá el alta hospitalaria en los próximos días

gonzalo-caballero

El equipo médico del hospital donde permanece el torero ha emitido un nuevo comunicado. En él confirman que Gonzalo Caballero recibirá el alta en los próximos días. «Tras más de tres semanas de ingreso se prevé el alta hospitalaria en los próximos días«, han sido las palabras concretas del equipo médico.

Además, han querido desvelar los avances médicos que ha tenido Gonzalo Caballero en los últimos días: «El paciente D. Gonzalo Caballero ha experimentado una gran mejoría en los últimos días. Se encuentra muy bien clínicamente, sin fiebre ni signos de infección, con buena evolución de las lesiones vasculares y con recuperación progresiva de la función renal. Sigue fisioterapia y rehabilitación diariamente en el Hospital San Francisco de Asís».

Recibió la visita de Isabel Díaz Ayuso

En los últimos días hemos podido ver las primeras imágenes de Gonzalo Caballero en la planta del hospital tras la grave cogida. Fue en la visita de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que iba acompañada del gerente del Centro de Asuntos Taurinos, Miguel Abellán.

El amigo de Victoria Federica recibe buenas noticias después de más de tres semanas en el hospital, 13 de estos días en la Unidad de Cuidados Intesivos tras ser operado de urgencia en la enfermería de la plaza madrileña, con «pronóstico muy grave», y posteriormente someterse a una segunda operación en el Hospital en el que todavía permanece ingresado.

El astado le provocó «una cornada en el tercio proximal de la cara interna del muslo izquierdo, con dos trayectorias, una de 30 centímetros hacia arriba y hacia fuera, que produce destrozos en músculos sartorio y cuádriceps y contusiona la pala iliaca izquierda, y otra de 25 centímetros hacia atrás que secciona vena femoral y ramas colaterales», según rezaba el parte médico.