Tan solo han pasado 24 horas del ingreso de Jorge Javier Vázquez en el hospital para ser operado por segunda vez y ya ha recibido el alta. El presentador de televisión ha abandonado el Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela de Madrid muy sonriente y cubierto con el mismo gorro con el que llegó.

Jorge Javier Vázquez ha abandonado el centro muy sonriente y no ha dudado en hablar con los medios de comunicación. Ahora el presentador tendrá que continuar con la recuperación en casa y estará acompañado de su madre, que también ha estado junto a él durante los días previos a la intervención.

El presentador llegaba al hospital para ingresar este martes, y pocas horas después era intervenido con éxito. Pasaba la noche en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y era trasladado a planta este mediodía. Jorge Javier llegaba con rostro serio y oculto bajo un gorro de lana y unas gafas de sol para evitar ser fotografiado, algo que no pudo conseguir. A los pocos minutos de entrar en el hospital, María Patiño llegaba a visitarlo con un ramo de flores de Pascua.

Su madre ha viajado a Madrid para estar junto a su hijo en esta intervención programada. No se ha separado de Jorge Javier en ningún momento e incluso ha abandonado el hospital junto a él para llegar a casa junto. También estaba David Valldeperas, que ha querido pasar un ratito junto a su amigo y compañero antes de recibir el alta.

La segunda visita de Jorge Javier Vázquez al hospital se debe a que uno de los stents que le pusieron tras sufrir un ictus presentaba algunos defectos y necesitaba ser sustituido. Él mismo explicaba recientemente: «De los dos stents que tengo hay uno que tiene un estrechamiento muy leve, de menos de un 15%. Me tengo que someter a una nueva prueba, pero poca gravedad tienen que haber visto los médicos», explicaba Jorge sobre esta nueva operación.