Sara Carbonero ha tomado una drástica decisión profesional junto a Isabel Jiménez. Han decidido vender ‘Slow love’ a un gigante textil.


Sara Carbonero desde hace algunas semanas ha demostrado que tiene las ideas más claras que nunca. La periodista tras separarse de Iker Casillas y gritar a los cuatro vientos que su relación seguirá siendo buena, ha tomado la decisión de vender su proyecto junto a Isabel Jiménez. El gigante, Tendam, que es propietario de marcas como Cortefiel, Pedro del Hierro o Women’secret, se ha hecho con ‘Slow love’, la firma de ropa de ambas que tanto han promocionado en sus redes sociales desde hace 5 años. Él pasará a ser el accionista mayoritario, no obstante, ellas no dicen adiós al proyecto para siempre.

© Redes sociales.

A partir de ahora formarán parte tan solo de la dirección creativa, relegando las funciones de administración a Jaume Miquel, presidente y consejero delegado de Tendam, según asegura ‘Vozpopuli’. Una transacción con la que ayudan a que esta firma textil crezca gracias a la labor de un imperio textil, por lo que según los expertos haber dado el paso será muy positivo para su empresa. Cuando ellas fundaron este proyecto apostaron por la moda sostenible, eso sí, con precios que no eran aptos para todos los bolsillos. Una fórmula que les catapultó aparentemente al éxito, sin embargo, el pasado año las cifras no les acompañó, lo que dejó ver que no terminaban de despegar.

Por tercer año consecutivo, en el 2020 cerraron las cuentas en números rojos. Las ventas de Slow Love habrían descendido este 2019 un 25% respecto al año anterior, alcanzando los 370.000 €. Unas cifras muy bajas que han llevado a cerrar el año con pérdidas de casi 75.000 euros. Este dato es bastante parecido al del 2018. En esta ocasión, la diferencia entre gastos e ingresos superó los 80.000 euros en negativo. Por ello, creyeron que debían reducir los gastos, una determinación que les permitió ahorrar más de 74.000 euros el pasado año.

@saracarbonero

No ha extrañado este movimiento empresarial por parte de Isabel y Sara Carbonero. Fue hace tan solo unos meses cuando las periodistas anunciaron la colaboración de su marca con Cortefiel, lo que les permitía vender sus prendas a partir de ese momento en una tienda física. Desde que lo anunciaron no han dejado de trabajar y, prueba de ello, que durante este puente fueran a Almería para hacer fotografías y promocionar su nueva colección. Muy ilusionadas con la nueva etapa laboral que les espera, el objetivo de ambas es seguir creciendo y para nada consideran que sea un paso hacia atrás.

Las pistas que anunciaban un cambio

Este fin de semana las dos amigas pusieron tierra de por medio y se desplazaron hasta las playas de Almería para realizar una jornada de trabajo, tal y como ellas mismas se han encargado de explicar a través de sus redes sociales. «Working progress», «Muy pronto», son los hashtags que han utilizado para adornar sus publicaciones en Instagram.