Según ha podido saber SEMANA, Alexia Rivas acaba de perder en el juicio que tenía pendiente contra el paparazzi, Jordi Martín.


Desde el mes de junio de 2019 Jordi Martín y Alexia Rivas se han enfrentado en varias ocasiones a nivel judicial. La última vez fue este verano cuando la periodista le denunció por publicar dos mensajes en sus redes sociales en los que supuestamente se aludía a su persona, después de que existiera un auto en el que se impedía al paparazzi comunicarse con ella de manera directa o personal «por cualquier medio escrito, telefónico, postal, telemático, a través de tercera persona o de cualquier otra índole». Cinco meses después de esta denuncia, SEMANA ha podido saber que el Juzgado se ha pronunciado, ha insistido en que las pruebas aportadas no implican un quebrantamiento por parte de Jordi y, además, se ha decretado un sobreseimiento provisional y archivo del caso. Para conocer más datos al respecto, este medio se ha puesto en contacto con las dos partes, sin embargo, solo hemos obtenido declaraciones de un protagonista.

Si bien Alexia Rivas ha preferido no hacer declaraciones, Jordi Martín nos ha atendido muy amablemente. Muy escueto en palabras y sin apenas querer entrar en detalles al tratarse de un asunto delicado, nos confirma que está feliz tras esta sentencia favorable para él. «Estoy bien. Muy contento…al final lo esperábamos», dice en conversación con SEMANA. «No sé si ha recurrido. Es el segundo procedimiento que le ganamos. Al final todo se pone en su sitio. Lo he pasado muy mal, ha sido un año muy difícil», explica Jordi Martín, quien prefiere seguir en su postura y no avivar la polémica entre ellos. El paparazzi celebra esta victoria, un triunfo judicial que se suma a otro procedimiento en el que también se pidió su libre absolución.

Redes sociales

Los mensajes corresponden al mes de abril de 2020, semanas después de que estallara el Merlos Place y de que Alexia Rivas denunciara a La Fábrica de la tele por «acoso y violencia psicológica» cuando todavía trabajaba en ‘Sociliaté’, programa de esta productora. Jordi tras estas dos noticias escribió estos tuits en su cuenta de Twitter, dos mensajes por los que Alexia Rivas le terminó demandando: «Dilapidas tu trayectoria por querer fama, pero no mides la magnitud de las consecuencias, demandas a la empresa que te da de comer con una querella civil y penal» y «Qué triste dilapidar tu trayectoria profesional por salir un rato como protagonista en televisión. ¿Qué sentirán tus padres al ver cómo su hija aparece en todos los titulares de este país?».

Así las cosas, el juez ha determinado que no suponen un quebrantamiento de la prohibición de ponerse en contacto con ella, ya que es «una exposición de pensamiento y una opinión de Jordi que está amparada por la libertad de expresión». En la sentencia, según ha podido saber este medio, se recalca que Jordi Martín puede hablar de ella en sus redes sociales y, además, se señala que en los citados mensajes ni siquiera nombra o etiqueta a Alexia Rivas, la parte denunciante. Aunque después de esta resolución cabe la posibilidad de que Alexia recurra, es una incógnita si finalmente ese recurso ha tenido lugar o todo lo contrario.