Torito (47 años), que fue durante años un rostro habitual de la televisión, se ha convertido en protagonista de la actualidad en las últimas horas por una polémica. El colaborador de televisión, que lleva un tiempo en un discreto segundo plano, ha vivido un fin de semana de lo más intenso después de ser víctima de una agresión homófoba por parte de un grupo de militares cuando iba paseando por las calles de Madrid. Torito no dudó en enfrentarse a ellos.

Torito ha contado todo sobre este desagradable suceso

El propio Quique Jiménez, que es así como se llama, fue el encargado de denunciar este desagradable suceso en sus redes sociales: "Si os soy sincero, hacía años que no me insultaban por mi condición sexual. Por eso mi gran sorpresa por la desagradable situación que me pasó ayer. Estaba paseando tranquilamente por el centro de Madrid cuando pasé por delante de un local de la calle Prim donde un grupo de personas que estaban tomando cervezas en su interior", empieza explicando el colaborador de televisión.

Pero no se quedó ahí la cosa: "Al verme a través de la gran cristalera que tiene el local, empezaron a aporrear el cristal del establecimiento y a gritarme cosas que no parecían muy agradables", ha continuado explicando. Y ha querido destacar que fue un suceso muy desagradable.

Torito en una foto de archivo.

Torito sufre una agresión homófoba por parte de unos militares en Madrid.

Instagram.

Ana Boyer en una foto de sus redes sociales.

También te interesará

Ana Boyer enseña dos nuevos rincones (hasta ahora desconocidos) de la casa de su madre, Isabel Preysler

"Yo bajé la cabeza y seguí para adelante intentando quitar hierro al asunto. Ellos, al verse ignorados, decidieron salir del local para gritarme a la espalda de forma muy agresiva mientras yo caminaba: 'rojo, maricón, rojo, maricón'. Eso durante más de 10 segundo de forma repentina. Fue muy desagradable", ha detallado.

"¿Por qué tengo que bajar la cabeza ante este tipo de agresiones? Si esto le pasara a mi hijo, ¿yo seguiría caminando? No hay que tolerar cosas así, y decidí entrar en el local. Tengo la suerte que esto pasó en una zona de Madrid que está muy vigilada por las cámaras", ha añadido.

No dudó en entrar en el local y contestar a los militares que le increparon

Pero en un momento dado, Torito se dijo a sí mismo que no podía tolerar este tipo de comportamientos, por lo que no dudó en entrar en el local en el que se encontraban los militares para grabarlos mientras les decía lo que pensaba. Con su móvil en las manos, el colaborador de televisión demostró ser muy valiente mientras les preguntaba a los que le increparon que qué tenían que decirles. Estos militares, a sabiendas de que Torito estaba grabando, no quisieron decir nada.

El vídeo que publicó el propio Torito en sus redes sociales demuestra a los militares sentados en una mesa mientras disfrutan de una bebida. Eso sí, no son capaces de articular palabra cuando Torito entra a verlos para contestar a sus ataques: "¿Qué pasa? ¿Quién me llama maricón? Rojo, maricón. ¿Quién me lo llamaba de aquí? Que ha salido gritando rojo y maricón. ¿Eh? ¿Quién? Que salga el valiente ahora. Aquí los tenéis. Qué calladitos. Qué valientes cuando uno está de espaldas. Qué fácil llamar maricón cuando la gente está de espaldas".

Sus seguidores sacan las garras por Torito

Como no podía ser de otra manera, el colaborador de televisión no ha parado de recibir mensajes de cariño y apoyo tras hacer pública esta agresión homófoba: "Con un par, muy valiente", "Has hecho lo correcto. Estas cosas deben ver la luz. No entiendo las ganas de hacer daño de la gente", "Muy bien hecho", han escrito algunos. Sin embargo, poco después, Torito tomaba la decisión de borrar el vídeo de sus redes sociales. De hecho, si tratas de acceder a la publicación, esta aparece como no disponible.

Este tema lo han tratado en el plató de 'Espejo Público' este lunes, donde han asegurado que estos militares podrían ser suspendidos si se demuestra el delito. Eso sí, tiene que demostrarlo. Y su vídeo no ayudaría, ya que el colaborador de televisión graba el momento en el que él entra en el local, pero no cuando le estaban supuestamente increpándolo. Ahora habrá que ver si las cámaras de seguridad demuestran lo ocurrido o si los comensales que estaban al lado de la mesa de los militares confirman que estos increparon a Torito.