Toño Sanchís ha vuelto a realizar un movimiento que ralentiza el proceso legal que le obliga a abandonar su casa y cederle el uso y disfrute a su nueva propietaria, Belén Esteban. El exrepresentante de la colaboradora ha llevado su empresa a concurso de acreedores tras declararla en quiebra, declarándose uno de los principales afectados de la delicada situación de su empresa tras el escándalo que supuso conocer su enfrentamiento con la que hasta ahora había sido su amiga y mejor clienta.

9La estampida de clientes de Toño Sanchís

Tras el inicio de la batalla judicial entre Toño Sanchís y Belén Esteban y ponerse de relieve que él se había quedado con un dinero que no le correspondía en su labor como representante, el resto de clientes comenzaron a prescindir de sus servicios. Fueron muchos los personajes famosos que dejaron de confiar en su buen hacer a la hora de manejar sus contratos, provocando una estampida de clientes y, por consiguiente, dejando a su sociedad con un gran agujero económico.

El paso definitivo en la batalla entre Belén Esteban y Toño Sanchís

8Belén Esteban, dueña legal de la casa de Toño

Belén Esteban confiaba en que se encontraba a tan solo un paso de hacerse con la casa de Villanueva del Pardillo que la justicia le ha otorgado tras ganarle sucesivamente todas las batallas legales a Toño Sanchís. La casa supondría el pago de lo que el exrepresentante le debía tras varios años apropiándose indebidamente de parte del dinero que Belén ganaba por sus colaboraciones televisivas, publicitarias y entrevistas en revistas del corazón.

La reacción de Toño Sanchís al oír hablar de mudanza

7El movimiento que ralentiza la entrega de llaves

A la vez que la casa de Toño Sanchís se estaba subastando para encontrar un nuevo dueño y emplear ese dinero para subsanar la deuda contraída con Belén Esteban -finalmente ella pujó por la vivienda y se convirtió en su dueña-, el exrepresentante realizaba otro movimiento legal. Se trata de la declaración de su empresa, Agencia de Servicios Lorant S.L., en quiebra técnica, solicitando que entrase en concurso de acreedores. Esto paraliza el traspaso de la vivienda, como así informan desde ‘Nius Diario’.

El último órdago de Toño Sanchís a Belén Esteban

6La Justicia le da la razón a Toño Sanchís

El Juzgado de primera Instancia número 2 de Torrejón de Ardoz determinó justificada la solicitud de Toño Sanchís de llevar su empresa a concurso de acreedores. Con ello, bloqueaban de forma automática cualquier proceso judicial en el que se veía inmersa dicha empresa, entre ellos, el que adjudicaba la casa de Toño Sanchís a Belén Esteban tras ganar la subasta. Así lo solicitaba el Juzgado de lo Mercantil número 13 de Madrid, que informaba al Juzgado de la paralización de la subasta, ya ganada por Belén Esteban.

5La casa de Toño y Belén, en el aire

Belén Esteban ya estaba ultimando los detalles para escriturar la vivienda a su nombre, pero ahora debe esperar a ver qué sucede con la misma. Cabe la posibilidad que se revierta la subasta y la casa pase a ser de nuevo propiedad de la empresa de Toño Sanchís, con la que se pagarían las deudas que esta ha contraído en su actividad.

Belén Esteban confirma la exclusiva de SEMANA

4Belén Esteban tendría que buscar un plan B

Con ello, si la casa vuelve a ser propiedad de la empresa de Toño Sanchís, Belén Esteban debería encontrar una nueva forma para cobrar la deuda que su exrepresentante ha contraído con ella en la larga batalla judicial que les ha enfrentado durante años, y en la que ella se proclamó victoriosa. Eso sí, sería a través de aquellas propiedades o bienes que se hubiesen librado de la subsanación de las deudas de la empresa. Es decir, a Belén le quedaría bien poco.

3¿De dónde vino la lucha entre ellos?

Belén Esteban y Toño Sanchís no solo tenían una relación profesional como clienta y representante, sino que eran amigos íntimos. Casi familia. Él se hacía cargo de las cuestiones económicas, de sus contratos, de negociar su caché, etcétera. Por ello, acordaron que le correspondía por su trabajo un 20% de lo ganado por Belén. El problema vino cuando se comprobó que de algunos contratos se embolsaba hasta el 50%.

2Tres años muy largos

Belén Esteban se ha desgastado mucho emocionalmente en esta batalla contra el que consideraba su amigo. Son ya tres años de batallas judiciales, que afortunadamente para ella ha ganado, al poder demostrar que de forma indebida Toño Sanchís había cobrado 388.868 euros de más. A esto habría que sumarle los intereses y, después, las costas judiciales, que ascendían a 122.061 euros.

1Así ganó Belén Esteban la casa de Toño Sanchís

En noviembre del pasado año, se realiza la subasta de la casa de Toño Sanchís de Villanueva del Pardillo a través del Portal de Subastas de la Agencia Estatal del Boletín del Estado. Una semana después se conoció que la nueva propietaria, la que más pujó, era precisamente Belén, que pagó por la casa 375.000 euros. Eso sí, no debe pagar nada, porque lo que él le debe a ella es aún mayor.