Anglada-Camarasa, arabesco y seducción es el título de la muestra que se ha abierto al público este martes 6 de noviembre y permanecerá en el Museo Carmen Thyssen, en el malagueño Palacio de Villalón, hasta el próximo 31 de marzo de 2013. Recoge 54 piezas, 34 óleos, 19 dibujos y una acuarela, de uno de los pintores españoles más importantes de finales del siglo XIX y principios del XX. Una época en la que se ha especializado Tita como coleccionista, haciendo especial incidencia en los pintores españoles.

 

Carmen es la segunda coleccionista privada del mundo detrás de la reina de Inglaterra y mantiene una agenda trepidante a sus 69 años.

Tita Thyssen, una de las más importantes mecenas de arte en España, ha querido ser introductora de esta exposición con la pintura femenina del artista barcelonés, cuya fascinación por la mujer está presente en toda la muestra, que incluye un recorrido desde los desnudos de su período de formación en Cataluña, y continúa por su posterior incursión en París, donde captó a las mujeres de sus ambientes nocturnos.

Su museo malagueño es la última joya de la corona de Tita, que estuvo acompañada por el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre. 

La baronesa aún no ha cerrado el episodio de enfrentamientos familiares con su hijo y sigue sin desvelar si retirará o no la acusación contra Borja y Blanca Cuesta, aunque va agotandose el plazo para ratificar o no la querella en el juzgado. Este es un punto que Tita deja pendiente a las conversaciones ya abiertas con el joven a raíz de su tercera paternidad y el nacimiento de su nieto, Enzo, y a las negociaciones reanudadas entre abogados. Dejando a un lado el siempre espinoso asunto, Carmen Cervera lució su mejor sonrisa en Málaga y un nuevo peinado, con el cabello  suelto y rizado, que le da un giro a la imagen a la que la baronesa nos tenía acostumbrados con sus recogidos informales, era su tocado habitual para los actos públicos.