Tita Thyssen, de fiesta en fiesta