abogada
Teresa Bueyes ha dado la cara y ha hablado en ‘El programa de AR’.

El complicado proceso de divorcio entre Alba Carrillo y Feliciano López continúa. Después de unas semanas duras, Teresa Bueyes, la nueva abogada de la modelo desde hace unas semanas, ha sido la encargada de dar la cara y explicar cuáles son las armas que utilizará Alba Carrillo contra Feliciano López.

«El planteamiento es un divorcio. He cogido el caso hace apenas unas semanas. Estamos mirando todo, abogo por un cambio de estrategia de cara a hacer las cosas de una manera más realista, y la intención es llegar a un acuerdo con los abogados de Feliciano, que es mucho mejor que llegar a un juicio. Tenemos que intentar consensuar, sobre todo en temas tan desagradables como son los temas de familias», aclara en qué punto se encuentra su trabajo.

En cuanto a qué va a pedir Alba: «Se casaron en régimen de gananciales, y lo que se debe pedir es un divorcio. Vamos a reclamar la cantidad que pertenece a Alba Carrillo. No vamos a pedir nada que no se contemple dentro de la legalidad».

abogada-2
Alba Carrillo sigue luchando por lo que cree que es suyo.

Teresa Bueyes ha querido hacer mención a la difícil etapa que está viviendo su clienta, ya que al parecer sufre una depresión por el proceso que le está tocando vivir. «Alba no entiende la manera en la que se le ha ofrecido el divorcio. Se refiere a las formas, a cómo se han hecho las cosas. Se le hace creer que se le firma una separación de bienes, pero ella no comprende el contenido. Además, Alba Carrillo está diagnosticada con un problema psicológico», apunta la abogada.

Al ser preguntada por el difícil momento por el que está pasando la modelo, Teresa explica los motivos: «Ella en el año anterior a la boda, sufre mucho porque está sola, la familia de él no se lo pone nada fácil. Ella es muy sensible, y hay informes médicos sobre su problema psicológico».

Antes de finalizar la conexión, Teresa Bueyes ha recalcado lo bien asesorado que ha estado el tenista: «Feliciano cuenta con un equipo y está asesorado de día y de noche. No podemos castigar a Alba Carrillo por pedir lo que le corresponde. Hay que discutir también por cómo se ha portado él con ella. Moralmente, él sabe muy bien lo que estaba firmando. Los abogados deberían ponerse de acuerdo y saldar este asunto cuanto antes mejor».