Terelu Campos nunca llama a su madre en televisión mamá sino María Teresa, para dejar muy claro que el vínculo emocional se queda en casa y que cuando se enciende el pilotito rojo de las cámaras son solo compañeras de trabajo.

terelu-campos
Terelu Campos, en la reciente presentación del sello homenaje a Rocío Jurado.

Madre e hija llevan años dando explicaciones de si una ha ayudado a la otra o no, si María Teresa ha levantado un teléfono o ha dejado de levantarlo, si ha perdido oportunidades profesionales por llevar un apellido o las ha ganado… Una situación bastante cansina que esta semana explotó en ‘Sálvame’ cuando Kiko Matamoros acusó a Terelu de no defender a su madre…

Al surgir estas situaciones como esta siempre me acuerdo de cuando a Chabeli Iglesias la atacaban en un programa de televisión por ser pija o algo por el estilo y ella replicó, con un sentido común aplastante, que ella no tenía la culpa de que su padre fuera rico y que no tenía que pedir perdón por ello.

maria-teresa-campos
Madre e hija siempre han mantenido una relación muy estrecha en lo personal y en lo laboral.

Siempre me ha parecido injusto que Terelu Campos tenga que justificarse por ser hija de uno de los grandes iconos del periodismo español y haber vivido desde la cuna entre emisoras de radio, teletipos y, más adelante, de cámaras de televisión, que le dieran la oportunidad de aprender en directo, de pulirse a la sombra de su madre y de adquirir las tablas como para presentar distintos formatos de televisión y leer como nadie el teleprompter en las promociones..

Nadie señalaría con el dedo a un albañil que fuera hijo de un albañil o a un abogado por un caso similar. Sin embargo, no se perdona a la colaboradora de ‘Sálvame’ sus orígenes, los personajes que han rodeado a su madre y que forman parte de su entorno o las oportunidades que le han surgido por haber nacido en su familia y no en otra.

lolita
Lola Flores trabajó en numerosísimas ocasiones con su hija Lolita, como cantante y como presentadora.

Es como si Lolita Flores hubiera repudiado a su madre por meterla en sus giras o en sus programas de televisión, como cuando La Faraona le hizo creer a Antonio Asensio que su hija tenía una gira de conciertos millonaria por América, pero que si él le igualaba la oferta la dejaba aparcada para presentar con ella ‘Con sabor a Lolas’.

Lo único que le puedo reprochar a Terelu en este sentido es que tal vez está siempre demasiado a la defensiva y haciendo un esfuerzo mental enorme para que la valoren por sí misma, cuando, lo que está claro es que si no interesara no estaría en televisión.

La envidia, en cualquier caso, es más dolorosa para quien la sufre que para el objeto de ella. 

Nada que añadir.