No queremos que penséis, después de este titular, que penséis que queremos jubilar a María Teresa Campos. Todo lo contrario. Queremos y creemos que tiene cuerda para rato. Aquí vamos a hablar de otra cosa…

terelu
A sus 50 años, Terelu Campos se encuentra en un momento de su carrera en el que todavía puede dar muchas sorpresas.

Terelu Campos lleva mucho tiempo queriendo presentar un programa y un retiro temporal que decidió tomarse unilataralmente le apartó de hacer las suplencias a Jorge Javier Vázquez en ‘Sálvame Deluxe’. Su lugar lo ocupó María Patiño, que se ha consolidado en su versión más comedida y con la vena menos inflada que cuando es colaboradora.

Desde hace tiempo, Terelu Campos ha ido cobrando más protagonismo en ‘¡Qué tiempo tan feliz¡» y cuando su madre no ha podido cumplir con su compromiso de Defensora de la Audiencia en ‘Sálvame’ ha sido ella quien se ha ocupado de esta labor, con bastante solvencia.

teresa
A sus 75 años, María Teresa Campos tiene una agenda de trabajo apretadísima.

Terelu Campos, por mucho que lo niegue, tuvo la suerte de poder empezar en los medios, desde abajo, eso es verdad, con su madre, un tótem de la comunicación, pero lleva años demostrando que al igual que Lolita con Lola Flores, puede tener una carrera en solitario porque todos sus años de profesión le han dado solvencia y profesionalidad delante de las cámaras. Y déjenme añadir, adquirir un toque más cercano y natural, pues años atrás a mí me parecía un poco pedante y redicha.

maria-teresa
Madre e hija con Concha Velasco, en un emotivo programa de ‘¡Qué tiempo tan feliz!’.

Terelu Campos sigue trabajando como hormiguita a la espera de que llegue su momento y ahora, el programa que nuevamente prepara con su madre, en el que se convertirán en las ‘Kamposhian’, podría significar un salto cualitativo en su carrera.

Qué duda cabe que la sombra de María Teresa Campos, vigente a sus 75 años, es muy alargada, pero no podemos descartar que su hija mayor nos dé buenas sorpresas en el futuro. De momento, creo que está siguiendo una buena estrategia: esperar, perseverar, tener paciencia.

El mundo de la comunicación es un terreno pantanoso y tan pronto estás arriba, como te deshaces como un azucarillo en los gustos de la audiencia, que es muy caprichosa. Grandes presentadores están muy lejos de los éxitos que les encumbraron y viven de lo que lograron ahorrar y de sus recuerdos.

campos
Terelu Campos, en un gesto espontáneo, se quitó los tacones para estar ‘plana’ igual que Concha Velasco.

Por ese motivo, no hay que hacer feos a los trabajos, por pequeños que sean, porque siempre llevan dentro una semilla que algún día puede germinar. Otros, más orgullosos tal vez o más endiosados, han querido que su carrera fuera una línea recta y esa actitud no es nada realista, porque todo lo que sube, baja. Ya se sabe.

Creo que tenemos Campos o Kamposhian para rato, porque, como Madonna, se han sabido reinventar y están un poco al margen de las modas. Puede que no sean la última tendencia, pero sí conectan con un público clásico, tradicional, quizás mayor, a los que les gustan más la estabilidad que los vaivenes de tendencias que florecen y se marchitan más pronto que tarde.