Terelu Campos no ha faltado a la tradición de su querida Semana Santa malagueña, que este año disfruta con su hija Alejandra, de trece años, y su novio, el piloto Carlos Pombo. La colaboradora de Sálvame recibió el cariño de sus paisanos y se mostró feliz y sonriente. Hace un año, Terelu apareció en el balcón familiar desde donde siguen las procesiones tres meses después de haber sido operada de un cáncer de pecho. Hoy, recuperada de aquel trance, está feliz y llena de ilusiones. Está bien de salud, su relación con Carlos Pombo, que dura ya dos años marcha viento en popa y su hija Alejandra es una continua fuente de alegrías. Realmente no puede pedir más.

terelu procesion

Terelu con su hija y su novio y otros familares, emocionada ante una de los espectaculares tronos de Semana Santa malagueños.