kiko-rivera
Kiko Rivera se ha propuesto dejar de fumar y parece que lo está consiguiendo.

Dejar de fumar. Ese es el reto que se ha marcado Kiko Rivera desde hace unos días. Eso sí, se ha decantado por no hacerlo de forma radical, sino que ha preferido hacerlo de forma escalonada. En su Instagram Stories contaba orgulloso que estaba cumpliendo el reto que se había propuesto. «Dos días y solo me he fumado cinco cigarros. La cosa va mejorando. Poco a poco», ha escrito emocionado en una instantánea. ¿Estamos ante un nuevo Kiko Rivera?

Han sido muchas las veces que la salud le ha dado algún susto al hijo de Isabel Pantoja, por lo que el dj fue aconsejado con el fin de que perdiera algunos kilos. El pasado mes de abril, precisamente, tuvo que ser ingresado en el hospital por un problema en la rodilla. “Pues va a resultar que se enteran antes que yo ???? Me tienen que sacar el líquido de la rodilla y me aconsejan quedarme ingresado”, escribía para informar a sus seguidores.

El pasado mes de abril tuvo que ingresar en el hospital por un problema en la rodilla.
El pasado mes de abril tuvo que ingresar en el hospital por un problema en la rodilla.

Kiko tuvo que ser operado de una rodilla por retención de líquido sinovial. Los médicos le aconsejan reposo y si no se cuida, Kiko podría tener problemas de forma recurrente. Y es que Kiko tiene un alto componente genético ya que su padre también tenía problemas de este tipo, además de la gota, que fue uno de los motivos por los que tuvo que volverse de México, donde se encontraba de gira. Tal y como ha comentado Pepe del Real en ‘El programa de AR’, Kiko está dispuesto a comenzar una dieta y contratar a un entrenador personal para ponerse a punto y llevar una vida más saludable.

Parece que Kiko Rivera está haciendo progresos poco a poco para conseguir cuidarse. Su mujer, Irene Rosales, se ha convertido en su mejor apoyo. Tras ponerse a dieta, ahora el dj está tratando dejar de fumar. ¿Lo conseguirá? ¡Ánimo!