laura-2
Laura Matamoros ha posado en la Plaza Vieja de Praga junto a su novio.

Laura Matamoros no puede estar más feliz. Después de ofrecer su primera entrevista para SEMANA, la ganadora de la cuarta edición de ‘Gran Hermano VIP’ ha cogido un avión junto a su novio para viajar hasta Praga, donde está disfrutando de la victoria y de su pareja, del que ha estado separado durante tres meses.

La pareja ha posado en la Plaza Vieja de la ciudad, en la que, por suerte, luce el sol. Este era un viaje que ambos necesitaban, ya que ha sido muy grande la presión a la que han estado sometidos durante la estancia de Laura Matamoros en el ‘reality’. Tras hacerse con el maletín, tanto Laura como su novio necesitaban un viaje para desconectar.

laura
La pareja está viviendo unos días de relax y desconexión en Praga.

A pesar de que su pareja ha preferido mantenerse al margen durante la estancia de Laura en la casa, ha demostrado su apoyo incodicional tras las cámaras: «Esto es lo mejor que se puede tener, no pido más. Te quiero que no te puedes imaginar… Gracias por estar ahí y gracias por hacer que te quiera más y más cada día. Te amoooooo!!!!!!!!!», le agradecía Laura a su novio tras la salida de la casa de Guadalix de la Sierra (Madrid).

El novio de Laura la felicita con un beso en la final de Gran Hermano VIP
El novio de Laura la felicita con un beso en la final de ‘Gran Hermano VIP’.

Laura Matamoros se ha convertido en la portada del nuevo número de SEMANA, donde cuenta toda la verdad sobre la relación que mantiene con su padre, Kiko Matamoros, y su actual pareja, Makoke, con la que asegura que no se reconciliará. Tras proclamarse ganadora de ‘GH VIP’, Laura confesó a quién iría destinado su premio: a su hermana Irene.