Setenta y dos horas ha pasado Isabel Pantoja encerrada en su nueva casa de Madrid, desde que reapareciera en un conocido programa de televisión. Ha sido este jueves a medio día cuando la tonadillera ha decidido volver a pisar la calle y lo ha hecho para empezar a dar forma al estilismo que lucirá en sus próximos conciertos.

Con un look informal y adecuado para las bajas temperaturas de la capital, la artista acudió al taller del reconocido diseñador Ladrón de Guevara, próximo a su hogar, que ya en otras ocasiones se ha encargado de vestirla.

Tras pasar casi dos horas en el atelier, se marchó acompañada por el modisto y su amiga incondicional, Cristina. A su salida, la cantante no dudó en pedir un único favor a la prensa que allí la esperaba: “Id despacito, por favor, y con cuidado”.

La madre de Kiko Rivera, que no se retiró el fular de la boca para así no coger frío, desmintió que vaya a poner en venta su finca de Cantora por siete millones de euros, como ya se ha publicado: “No, y no sé de dónde sale eso”.

Tras hacer su primera parada, la sevillana se desplazó hasta la tienda de calzados ‘Franjul’, en donde en aproximadamente media hora se probó varios modelos y terminó eligiendo los zapatos con los que volverá a pisar el escenario.

Después, sobre las tres de la tarde Isabel quiso pegarse un pequeño homenaje y, en compañía de sus amigos, se desplazó a pie hasta la sidrería vasca ‘Zeran’, que se encontraba a 200 metros de la zapatería.

En el corto recorrido, la que fuera mujer de Paquirri quiso dejar claro lo feliz que está en estos momentos, sin importarle nada ni nadie: “Estoy muy bien”.

A pesar de mostrarse educada, correcta y comedida, no quiso contestar a todas las críticas recibidas por su comentada reaparición televisiva, ni tampoco a Jorge Javier Vázquez, que disparó duramente contra ella, tras el episodio de su perrita Sisi.

Lo que sí quiso desmentir es que fuera a tomar medidas legales contra el presentador: “¡Ay que tontería!”.

Isabel parece estar encantada con su nueva vida en Madrid, en donde ha establecido su nueva base de operaciones: “Yo toda mi vida he vivido en Madrid”.

Sale a la calle

sale-a-la-calle

 Ha sido este jueves a medio día cuando la tonadillera ha decidido volver a pisar la calle y lo ha hecho para empezar a dar forma al estilismo que lucirá en sus próximos conciertos. 

72 horas de encierro

72-horas-de-encierro

Setenta y dos horas ha pasado Isabel Pantoja encerrada en su nueva casa de Madrid, desde que reapareciera en un conocido programa de televisión.

Al taller de Ladrón de Guevara

al-taller-de-ladron-de-guevara

Con un look informal y adecuado para las bajas temperaturas de la capital, la artista acudió al taller del reconocido diseñador Ladrón de Guevara, próximo a su hogar, que ya en otras ocasiones se ha encargado de vestirla.

Zapatos nuevos

zapatos-nuevos

Tras hacer su primera parada, la sevillana se desplazó hasta la tienda de calzados ‘Franjul’, en donde en aproximadamente media hora se probó varios modelos y terminó eligiendo los zapatos con los que volverá a pisar el escenario.

De sidras

de-sidras

Después, sobre las tres de la tarde Isabel quiso pegarse un pequeño homenaje y, en compañía de sus amigos, se desplazó a pie hasta la sidrería vasca ‘Zeran’, que se encontraba a 200 metros de la zapatería.

Pide a la prensa que vayan despacio

pide-a-la-prensa-que-vayan-despacio

Tras pasar casi dos horas en el atelier, se marchó acompañada por el modisto y su amiga incondicional, Cristina. A su salida, la cantante no dudó en pedir un único favor a la prensa que allí la esperaba: “Id despacito, por favor, y con cuidado”.

No va a vender Cantora

no-va-a-vender-cantora

La madre de Kiko Rivera desmintió que vaya a poner en venta su finca de Cantora por siete millones de euros, como ya se ha publicado: “No, y no sé de dónde sale eso”.

No demandará a Jorge Javier Vázquez

no-demandara-a-jorge-javier-vazquez

Lo que sí quiso desmentir es que fuera a tomar medidas legales contra el presentador Jorge Javier Vázquez tras su alegato en Sálvame: “¡Ay que tontería!”.