El emplazamiento de Bodegas Tarsus, muy cerca de Aranda del Duero y a sólo 90 minutos en coche de Madrid, supone un plan ideal para una escapada de uno o dos días en la que disfrutar de la cultura y la historia de la región, además de degustar su deliciosa gastronomía y sus vinos.

El edificio social, decorado estilo art decò, cuenta con una sala de catas exquisita de clara inspiración francesa. En su salón superior, con ventanas que ofrecen bellas panorámicas sobre los viñedos y la sala de barricas, se pueden acoger eventos de hasta 35 personas, con todo tipo de servicios. Un elegante espacio para celebrar toda clase de encuentros privados.

tarsus1

Los viñedos de Bodegas Tarsus ocupan un total de 70 hectáreas donde se cultivan las variedades Tinta del País y Cabernet Sauvignon. Su terroir, único en la Ribera del Duero, posee excelentes características para el cultivo de la vid. Es un viñedo de más de 20 años de edad localizado a una altitud entre los 700 y los 1.000 metros, pionero en la plantación en espaldera de dos alambres, lo que posibilita una mejor evolución del fruto. Está diferenciado en 21 parcelas según el tipo de suelo, la variedad y la orientación de cada una.

La vendimia se realiza manualmente y para la crianza se emplean 1.700 barricas de 225 litros de roble francés y americano. Se utilizan barricas de 8 toneleros diferentes y anualmente se renueva un tercio de las mismas para lograr obtener el aporte de taninos y la oxigenación idónea.

Su enóloga, Teresa Rodríguez, es madrileña y desde hace 7 años el alma máter de los selectos vinos de Bodegas Tarsus. Sus vinos tienen una personalidad afirmada que los hace diferentes al resto de vinos de Ribera del Duero. Elabora los tres vinos de la bodega: Tarsus Reserva, Quinta de Tarsus Crianza y Tarsus Roble, todos vinos equilibrados y muy elegantes. 

tarsus2