Tania Llasera toca fondo y preocupa a sus seguidores con su vulnerabilidad

Tania Llasera es uno de los rostros conocidos más positivos de Instagram pero, como todos, también tiene días complicados. La presentadora ha tenido un significativo bajón, un bache en su estado de ánimo y lo ha compartido con los suyos

El nombre de Tania Llasera parece sinónimo de sonrisa. Buen humor, positivismo, sarcasmo, ironía… son muchas las características que definen la personalidad de la presentadora, que se ha convertido en una ‘influencer’ muy seguida en Instagram a base de sus reivindicaciones a favor de la libertad de la mujer en cualquier ámbito.

El forzoso cambio de vida de Tania Llasera

Pero ser «famosa o tenerlo todo» no significa que no existan días malos, y así lo ha confesado la propia Tania a través de su perfil en la red social de las fotografías. Con una imagen en la que aparecen sus piernas enredadas entre las sábanas, la vasca se ha confesado ante los más de 615.000 seguidores que tiene. «No todo es perfecto en mi vida ni mucho menos: tengo días de caca, días que no quiero salir de la cama, noches que no duermo, momentos que lloro sin saber por qué, y ratos que no me aguanta ni mi sombra. No por ser famosa, o por tenerlo ‘todo’ (#salud #amor #dinero#familia) dejas de sentir a veces el vacío. Es normal, y nos hace humanos.»

 

La confesión de Llasera ha despertado las reacciones de sus ‘followers’ y una vez más su mensaje está siendo muy aplaudido por la carga de sinceridad que contiene. Lo cierto que que la que fuera copresentadora de ‘La Voz’ suele ser protagonista de numerosas polémicas debido a la naturalidad y sinceridad con la que habla de su cambio físico. Hace años Tania dejó de fumar y sumó kilos y curvas a su silueta, algo que parece incomodar a mucha gente.

Tania Llasera estalla para defender su matrimonio

Ayer mismo la presentadora volvió a plantar cara a quienes criticaban que reconociera que tenía sobrepeso, ya que ponían en duda su felicidad al compartir esa sensación. Una vez más, con su total transparencia, Llasera ha sido clara: «que yo me sienta bien con mi cuerpo no quiere decir que no note cuando me he pasado comiendo o bebiendo».