Tania Llasera está en un momento más pleno y feliz, a pesar de que su popularidad ha bajado y ya no trabaja en los grandes programas de televisión. Recuerda su etapa dorada con rencor, porque tuvo que asimilarla con 8 años de terapia


La presentadora Tania Llasera ahora parece haber encontrado la estabilidad y emocional que tanto ansiaba, aunque con ello haya tenido que renunciar a estar en la primera línea de fuego en lo que a la fama se refiere. Hace tiempo que la periodista ha dejado de aparecer en loa grandes programas de televisión como presentadora, pero parece que no le ha importado demasiado, porque recuerda cuando estaba en la cresta de la ola profesional como una de las épocas más duras de su vida. Una confesión que ha revolucionado las redes sociales.

Tania Llasera responde a los ataques por «abandonar» a su perra

“Aterrizamos en el 2020 despertando en la misma cama con Lulu haciéndole mimos con música clásica de fondo. Empiezo bien el año y la década, no siempre fue así. En 2010 estaba en la portada de revistas y en pleno auge de éxito en televisión y en la más oscura de las digestiones de la fama”, comenzaba a contextualizar Tania Llasera, que a pesar de que confiesa que su época dorada ya es cosa del pasado, no lo dice con nostalgia, sino como un triunfo personal.

View this post on Instagram

Aterrizamos en el 2020 despertando en la misma cama con Lulu haciéndome Mimos con música clásica de fondo. Empiezo bien el año y la década, no siempre fue así. En 2010 estaba en la portada de revistas y en pleno auge de éxito en televisión y en la más oscura de las digestiones de la ‘fama’. Mi cima fue mi momento más opaco y difícil. Ahora, 10 años después miro atrás, 8 años de terapia, 1 matrimonio, 2 hijos estupendos y sigo haciendo lo que me gusta(que es muy amplio) en resumen: tengo mucha suerte, pero las cosas no son siempre ni fáciles, ni lo que parecen desde fuera. Feliz año y década a todos xx t. #mashonestidadenIG #realitybites #behonest #betrue #seamossinceras

A post shared by ⚡️Tania Llasera⚡️ (@taniallasera) on

Mi cima fue mi momento más opaco y difícil. Ahora, 10 años después miro atrás, 8 años de terapia, un matrimonio y dos hijos estupendos y sigo haciendo lo que me gusta (que es muy amplio) en resumen: tengo mucha suerte, pero las cosas no son siempre ni fáciles, ni lo que parecen desde fuera. Feliz año y década a todos”, termina su confesión Tania Llasera, que pide para el 2020 no más fama y éxitos profesionales, sino más honestidad, verdad y sinceridad, como así muestra en sus hashtags.

Parece que Tania Llasera no se arrepiente de no estar en la picota informativa como una estrella y prefiere disfrutar de su familia con la tranquilidad que ha atesorado los últimos años. Su familia es lo que la mantiene viva cada día y el trabajo, mientras no falte, no tiene por qué ser siempre el más exitoso el mejor, sino que a veces una dosis de humildad es el mejor ingrediente para la receta de la felicidad.