Tamara Falcó adelgaza en la misma clínica que Vargas Llosa

Tamara Falcó continúa batallando con los kilos de más que le provocan su problema de tiroides, que padece desde hace años. En los últimos meses ha vuelto a ganar peso y ha querido cortar por lo sano antes de verse de nuevo con los 20 kilos que ganó en 2016. En vez de marcharse a una playa paradisíaca, este verano está pasando unos días en la clínica Buchinger Wilhelmi de Marbella, un lugar famoso por el estricto método de adelgazamiento que propone y que es el favorito desde hace décadas de muchos rostros populares.

11La clínica de adelgazamiento de Vargas Llosa

Entre ellos el del novio de su madre, Mario Vargas Llosa, quien desde 1986 pasa todos los veranos una semana en ese lugar sometiéndose a un tratamiento depurativo. Primero con la que era su mujer, Patricia Llosa, y después con la propia Isabel Preysler, como hicieron el año pasado. Precisamente en el verano de 2017, también Tamara Falcó estuvo con su madre y el Nobel conociendo el método y parece que le gustó, porque ahora ha decidido ingresar y someterse a la disciplina del centro.

10Le declara la batalla a los kilos de más

La hija de Isabel Preysler y el marqués de Griñón ha ganado unos ocho kilos en los últimos meses y quiere ponerle remedio antes de seguir sumando más. El estrés del lanzamiento de su primera colección de moda TFP, unido a su problema de hipotiroidismo han influido en ello. Y aunque en su momento declaró «he aprendido a amar las curvas», no desea volver a la imagen de 2016, por una cuestión estética y también de salud.

9«Ayunar es un placer»

 

Mario Vargas Llosa es un declarado fan del método Buchinger, incluso ha dado conferencias en la clínica donde aseguró: «Ayunar es un placer» . Así que nadie mejor que él para convencer a Tamara Falcó de que unos días en la clínica de Marbella es lo mejor para ponerse en forma.

8El tratamiento estrella de la Buchinger

La Buchinger Wilhelmi es famosa por su ayuno terapéutico, un un ayuno modificado, adaptado a las necesidades de cada paciente. No se trata de un ayuno total, de solo agua y sin aporte de calorías, sino de una variante suave, que aporta al organismo unas 250 kcal diarias en forma de zumos de frutas recién exprimidos y caldos vegetales. Según las necesidades, se complementan con proteínas, en forma de productos lácteos, micronutrientes tales como minerales, vitaminas y oligoelementos y líquidos en abundancia, ya sea en forma de agua o de infusiones aromáticas.

Otras medidas son la estimulación de las funciones excretoras y la llamada «fase de readaptación» para la reincorporación paulatina a un programa de alimentación completo y a ser posible integral, según asegura la clínica en su página web.

7La clave: el cambio de hábitos

Pero además también se complementa con ciertos cambios en los hábitos de estilo de vida como dejar fuera los teléfonos móviles para una desconexión total, la prohibición del consumo de tabaco y alcohol. Incluso algo que, a priori, puede parecer de los más extraño, como la prohibición del uso de perfumes, ya que durante el ayuno el sentido del olfato se intensifica y puede perturbar el proceso.

6No se puede olvidar del deporte

A esto se une un estricto programa de ejercicios, guiados por un entrenador personal que se adapta a la condición física de cada paciente, y también tratamientos más enfocados a la belleza.

En los beneficios, además de perder peso, se encuentran la prevención o la mejora de diferentes enfermedades, tanto físicas como psíquicas, retrasar el envejecimiento, reducir el estrés y potenciar la vitalidad.

Lo que no está al alcance de todos los bolsillos es el precio que hay que pagar por ello. La estancia de 21 días del ayuno varía desde los 9.215 € a los 33.900 €, dependiendo, entre otras cosas, de la categoría de la habitación.

5Dieta de siete días

También Tamara Falcó puede optar por una dieta de siete días, siguiendo las recomendaciones del médico y realizadas por el chef de la clínica.Todas ellas elaboradas con ingredientes de primera calidad, frescos y, siempre que sea posible, procedentes de sus propios huertos ecológicos, como dice la clínica.

Dieta integral ovo-lacto-vegetariana: Opcionalmente complementada con pescado
2 veces por semana. Para pacientes con problemas específicos como, por ejemplo, problemas gastrointestinales, diabetes, reumatismo, alergias o intolerancias alimentarias.
Se adaptará la dieta según las prescripciones médicas.

4Dieta Dra. Kousmine:

Posee un alto contenido en ácidos grasos poli-insaturados y en nutrientes de alta calidad,
lo cual fortalece el sistema inmunológico. En este caso el precio varía de los 12.718 € a los 3.212 €.

3Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler ya estuvieron en la clínica Buchinger de Marbella el año pasado

2La última vez que vimos a Tamara Falcó en público fue el pasado mes de mayo en un partido de tenis del Master de Madrid

1Tamara Falcó llegó a engordar 20 kilos en 2016 por su problema de tiroides