La presentadora de ‘Cocina al punto’ ha compartido una imagen en la que muestra uno de los grandes hobbies de la socialité.


Tamara Falcó se ha convertido en la gran estrella de Televisión Española después de que el pasado 6 de julio se estrenara ‘Cocina al punto’, el programa que presenta junto al prestigioso chef Javier Peña. Desde su paso por ‘MasterChef Celebiry 4’, hemos podido conocer la faceta más personal de la joven gracias a sus espontáneas ocurrencias. Además, no duda en compartir alguna que otra confesión a través de sus redes sociales.

A pesar de que no es muy asidua a compartir su día a día en sus redes sociales, lo cierto es que cuando lo hace nos muestra aspecto de su vida de lo más desconocido. Así, hemos podido descubrir una de las pasiones ocultas de la madre de Tamara Falcó, Isabel Preysler

[/lista_enlaces]

El tonteo de Tamara Falcó con el chef Javier Peña en el estreno de su programa de cocina

La nueva faceta de Tamara Falcó: ayuda a otras mujeres a perder peso

Tamara Falcó, la nueva estrella de TVE: así es su propio programa

[/lista_enlaces]

A Isabel Preysler le encanta hacer collages de fotos. Así lo ha confesado su hija en su cuenta de Instagram gracias a una imagen en la que podemos apreciar uno de sus momentos de relax en su casa de Puerta del Hierro. En ella, además, podemos ver uno de los montajes de fotos realizado por la filipina. «Atentos a la currada que se mete mi madre con los collages de fotos», asevera la socialité.

En concreto, en la instantánea podemos ver un gran cuadro con un sinfín de imágenes en las que aparecen los hijos y nietos de Preysler. Desde antiguas imágenes en las que aparece Enrique Iglesias de bebé, pasando por una foto actual de sus nietos, hasta unos viejos recuerdos de sus vacaciones familiares.

El secreto de belleza de Isabel Preysler

Hace unos días, Tamara Falcó confesaba en su nuevo programa de cocina de TVE uno de los muchos trucos de belleza que su madre posee. En concreto, la joven reconocía que Preysler utiliza aceite de oliva para hidratar su piel. Eso sí, después de salir de la ducha. Además, aseguraba que debía dejárselo durante varios minutos para que surtiera efecto. «Necesitas tiempo y toallas«, bromeaba al considerar que había que tener cuidado porque el aceite era un producto muy pringoso.

En cada episodio, Falcó comparte algún que otro secreto de su familia. En el estreno, la joven hacía hincapié en que siempre le había gustado la cocina, a pesar de que lo negaba ante su progenitora. «Nunca me dejaban hacer nada en casa porque a mi madre le daba miedo el fuego y ella odia el olor a cocina”, aseguraba. Además, también ha hablado de su padre, Carlos Falcó, quien falleció hace unos meses a consecuencia del coronavirus, del que destacaba su gran pasión por los vinos.

Tamara Falcó está más cómoda que nunca en su programa y demuestra que tiene una gran sintonía con Javier Peña. La de ‘MasterChef Celibrity’ se lo pasa en grande aprendiendo del chef y replicando sus recetas y muestra su pasión por la cocina.

‘Cocina al punto’, un soplo de aire fresco para Tamara Falcó

La noticia de su nueva aventura en el ente público llegaba en uno de los momentos más complicados para Tamara después del fallecimiento de su padre, Carlos Falcó, a consecuencia del coronavirus. La ganadora de ‘MasterChef Celebrity’ ha tenido que despedir a su padre cuando la crisis del coronavirus estaba en su peor momento. Aún así, ha tenido el apoyo incondicional de su familia, sobre todo de su madre, con la que vive en la espectacular mansión conocida como Villa Meona en Madrid.

Su padre no dudó en convertirla en la heredera del marquesado de Griñón, una noticia que ella misma compartió con alegría: «Gracias Papi por dejarme el legado más bonito que se le puede dejar a una hija: tu amor», le dedicó con emoción. Carlos Falcó falleció el pasado 20 de marzo a consecuencia del coronavirus.

«Desde la familia Falcó queremos dar las gracias a todas las personas que nos habéis mostrado tanto cariño y apoyo durante estas últimas semanas. En especial, nos gustaría agradecer a los médicos, sanitarios de la Fundación Jiménez Díaz y del grupo Quirón, la atención y cuidados que recibió nuestro padre desde que ingresó hasta su fallecimiento. Nuestro Padre fue una persona excepcional, que amó a su país y trabajó por él sin descanso, como agricultor, productor de vinos e importando tecnologías que modernizaron la industria nacional. Fué un idealista, bueno y generoso con sus hijos y amigos y estará siempre vivo en nuestra memoria. Manolo, Sandra, Tamara, Duarte y Aldara», escribió como despedida en sus redes sociales.