El televisivo estilista de Cámbiame quería sorprender en la fiesta que la revista Vogue le organizó a Victoria Beckham… Y lo consiguió. Pelayo Díaz apareció en el photocall con el clásico chándal de Adidas. Sí, ese que utilizábamos en las clases de Educación Física cuando íbamos al cole. El diseño vintage con las bandas blancas en los laterales que por obra y gracia del estilista pasó a convertirse en el modelito más llamativo de la noche. ¿Pretendía Pelayo llamar la atención por encima del resto de los invitados? ¿Es el look más fashionista o directamente ridículo?

Pelayo Díaz rompió con su estilismo en la fiesta de Victoria Beckham.

Pelayo Díaz bien podría haber salido del gimnasio, y sin darle tiempo a pasar por casa, ir directamente al hotel Santo Mauro, donde se celebró la fiesta. Pero no, su look está estudiado hasta el último milímetro… Otra cosa es que sea lo más acertado cuando el resto de los invitados vestían el perfecto smokimg.

El estilista, con su chándal de Adidas y zapatillas.

Pero la cosa no queda ahí. Para seguir la línea un tanto surrealista de su estilismo se colgó del brazo el bolso Lady Dior, un clásico de la firma francesa que se puede comprar a partir de 2.500  €. 
En la naturaleza de su trabajo está el innovar y jugar con la moda, rompiendo todas las reglas, como bien nos muestra todos los días en su programa de Tele 5, junto a sus compañeras Cristina Rodríguez y Nuria Ferviú, pero ¿fue en esta ocasión Pelayo Díaz demasiado lejos? Y lo que es más importante ¿le gustaría a Victoria Beckham? Quizás en su próxima colección tenemos la respuesta si vemos desfilar a sus modelos por la pasarela con su chándal de diseño.
Lo que está claro es que la delgada línea que separa la extravagancia de la moda con lo ridículo es tan estrecha que muchas veces se rompe.

El estilista completó el look con el bolso Lady Dior, a partir de 2.500 €.