Para Paquirri, la finca de Cantora ha supuesto todo un sueño que pudo cumplir y su particular paraíso que ahora está en la cuerda floja


Isabel Pantoja y Kiko Rivera siguen enzarzados en su particular guerra. Además de su relación como madre e hijo, hay otra cosa que también ha acaparado el foco mediático: Cantora. Las últimas informaciones sitúan a la tonadillera a punto de vender la finca por 10 millones de euros. A mediados del mes de agosto, saltó la información de que Pantoja habría recibido una suculenta oferta millonaria para deshacerse de esta y saldar las deudas con su hijo, Kiko Rivera. El 2021 no está siendo un año fácil para la cantante. Sobre todo desde que su hijo se sentara en televisión para airear los problemas con su madre en la serie documental, ‘Cantora: la herencia envenenada’. Para Isabel Pantoja es difícil deshacerse de esta propiedad, ya que guarda muchos recuerdos y sabe que para Paquirri fue un sueño cumplido. Hay que recordar que en 1987, tres años después de la muerte del torero, salió a la luz el reparto definitivo en el que otorgaba el 45% de los bienes y la finca de Cantora a su viuda y a su hijo Francisco José, Kiko Rivera.

Paquirri adquirió Cantora para vivir en ella con toda su familia

El torero compró la finca antes de casarse con Isabel Pantoja. Cantora fue un sueño para Paquirri, una finca ganadera que el diestro compró para vivir en ella con su familia. Por este motivo, cuando salió a la luz el reparto de bienes, el diestro decidió dejarle la propiedad a su viuda y a su hijo, Kiko Rivera. Mientras que para él fue un sueño que pudo cumplir, para Isabel Pantoja se ha convertido en una auténtica pesadilla, que no deja de darle quebraderos de cabeza. Sus problemas con la Agencia Tributaria y sus rencillas familiares con su hijo a raíz de esta, ha supuesto que para la tonadillera Cantora se convierta en un auténtico desasosiego para ella.

© SEMANA.

De momento, Cantora sigue siendo propiedad de Isabel Pantoja, aunque ya haya recibido diferentes ofertas de compra. A la tonadillera le cuesta deshacerse de ella por el valor sentimental, tanto para ella como para el que fuera su marido. En la finca hizo los primeros reportajes, los cumpleaños de sus hijos con Carmen Ordóñez, Francisco y Cayetano Rivera, además de todas las celebraciones importantes.  Cantora está ubicada entre localidades gaditanas de Medina Sidonia y Vejer. Tiene 370 hectáreas con zona de monte, de dehesa y de cultivo de secano, y 2.000 metros construidos. Incluye una finca familiar y varias naves industriales, dedicadas por aquel entonces a la explotación agrícola y ganadera.

Cantora está puesta a la venta desde hace ya unos años

Para Paquirri sería impensable poner a la venta la finca que tanto esfuerzo y tanta ilusión le costó conseguir. A pesar de esto, Isabel Pantoja le colgó el cartel hace ya unos años, ya que su intención era mudarse a un piso en Madrid. Por aquel entonces, la tonadillera pidió un total de 7 millones de euros. Las últimas informaciones aseguran que recibió una oferta de 10 millones: ¿será el momento definitivo de vender la finca y arreglar sus diferencias económicas con su hijo, Kiko Rivera?