Ana María Aldón ha celebrado este pasado lunes un día muy especial. Ha sido el santo de la colaboradora de ‘Viva la vida’ y como no podía ser de otra manera, su marido, Ortega Cano, y su hijo pequeño han querido prepararle un sorpresa de lo más emotiva. Y es que siempre hay un motivo para sorprender a nuestros seres queridos con detalles que nunca se olvidan.

Eso es lo que han hecho el torero y su hijo. En plenas vacaciones, Ortega Cano aparece en la terraza del piso en el que se están alojando estos días junto a su hijo. Ambos llevan un ramo de flores y cantan al unísono la canción ‘Feliz, feliz en tu día’. Pero no solo celebra este día por llamarse Ana, también celebra su faceta como abuela, ya que el 26 de julio se homenajea también a los abuelos.

«Quiero compartir con todos vosotros la sorpresa que me han dado en el día de mi Santo. Muchísimas gracias a todos los que habéis participado para darme esta sorpresa, muy especialmente a nuestra Marina. Y a estas dos personas (refiriéndose a su marido y su hijo) en mi vida para ponérmela patas arriba», ha escrito emocionada Ana María Aldón, feliz y agradecida por este detallazo.

Ana María Aldón comparte la sorpresa que le han hecho por su Santo

ana-maria-aldon-1
© Redes sociales.

«Qué bonito», dice Ana María Aldón totalmente emocionada. Después de coger el ramo de flores, la colaboradora de televisión ha dado un abrazo y un beso a su hijo, que le responde rodeándola con los brazos. Después, le da un tierno y duradero beso a Ortega Cano, que no deja de observar las reacciones de su mujer tras ser sorprendida por el día de su Santo.

Han sido unos meses muy complicado para la familia, por lo que ahora toca desconectar de todo lo ocurrido. Ana María Aldón ha estado muy preocupada por el estado de salud de su marido, que tuvo que ser intervenido hacer unas semanas por un problema de corazón. Ahora solo piensan en disfrutar unos días de vacaciones antes de tener que volver a la rutina. Y con ellos están otros familiares.

Opina sobre la última polémica de Olga Moreno y David Flores

Aunque ella está centrada en su vida, su trabajo hace que tenga que pronunciarse sobre las polémicas que giran en torno a su familia. La última de ellas ha sido provocada por el abrazo inesperado que salió a dar David Flores a Olga Moreno cuando esta se proclamó ganadora de la última edición de ‘Supervivientes’. «Yo veo a un niño entrando a saludar a Olga y la abraza con toda la intención del mundo», afirmaba. «No veo lo que otras personas ven como que al niño le tiran. Conociendo un poco más al entorno, sé que no hace falta que a él le empujen porque él adora a Olga. Tiene locura con Olga y es normal». 

Además, la colaboradora aprovechaba para dar la «enhorabuena» a la vencedora de esta última edición del reality. «Ha hecho un concurso fuerte y potente. Ha conseguido el objetivo que era llegar a la final». También aclaraba que tan solo ha visto en dos ocasiones a la mujer de Antonio David Flores. «El día que me casé y un día en el que Antonio David estuvo en Gran Hermano».