Sonsoles Ónega ya no esconde su amor por su nuevo novio, César Vidal, dejando a la vista de todos lo mucho que se aman. Un vídeo cargado de cariño, donde la pareja muestra su complicidad y miradas de pasión ¡Dale al play!


Sonsoles Ónega está imparable y no solo porque ha logrado asentarse en la parrilla de Telecinco con ‘Ya es mediodía’ y tocando otros formatos en los que hace años sería impensable verla. Quizá lo mismo suceda en el terreno sentimental y es que la presentadora ahora está viviendo una segunda juventud al lado de su nuevo amor, César Vidal, un arquitecto de origen gallego con el que se deshace en carantoñas sin importarle quién sea testigo o lo que puedan opinar. Su relación con Carlos Pardo no logró superar la difícil prueba del tiempo, a pesar de tener dos hijos en común, por lo que la pareja decidió anunciar su ruptura de mutuo acuerdo hace ya un año y medio.

Así hemos podido ver a Sonsoles Ónega disfrutando de los primeros acordes de la primavera, aprovechando el buen tiempo en una terraza de un conocido restaurante de Madrid. Aunque el tiempo de ocio de la presentadora es limitado, no ha dudado en disfrutarlo al máximo junto a su nueva pareja, con el que mantiene una discreta relación que hasta ahora había preferido mantener alejada de miradas indiscretas. Son contadas las veces que se han dejado ver en público juntos, casi siempre gracias al trabajo de investigación de los paparazzi, pero ahora la periodista y el arquitecto han decidido dejar de esconderse y dar rienda suelta a la pasión sin importarles quién puede estar tras la pista de sus carantoñas públicas. Unas imágenes cargadas de ternura en las que la pareja se prodiga amor sin condiciones, entre besos, caricias, carantoñas varias y muchísima complicidad, como así se muestra en el vídeo que acompaña estas líneas.

Vídeo: Europa Press

Una velada en la que Sonsoles Ónega ha compartido confidencias y miradas cómplices con el hombre que llena sus días de felicidad, tras haber perdido la confianza en el amor tras su fracaso matrimonial. Ahora la periodista ha decidido darle una segunda oportunidad al amor, apostando por un romance que se va consolidando paso a paso, a marchas reducidas y con la intención de no forzar la maquinaria para simplemente disfrutar del momento dejándose llevar por lo que sienten a cada instante. Un momento que no han dudado en compartir con todos, quizá muy a su pesar, tras haber sido captados en actitud cariñosa ante las cámaras de los reporteros, mientras tomaban algo en una terraza de Madrid.