Olga Moreno, que ha confesado en exclusiva a SEMANA que ha «llorado mucho» y lo ha pasado «muy mal», ha dado un paseo en su ciudad natal.


Las últimas dos semanas han sido especialmente complicadas para la mujer de Antonio David Flores. Tal y como ha revelado en exclusiva a SEMANA, la malagueña ha vivido días convulsos. «He llorado mucho y lo he pasado muy mal», ha asegurado la andaluza a esta revista. Sus declaraciones, disponibles en el interior de tu revista favorita (en los quioscos o descargando la versión online AQUÍ) se producen dos semanas después de que el colaborador esté en boca de todos. A su encarnizado enfrentamiento televisivo con Carmen Borrego se suma el hecho de que varias mujeres han acudido a los platós de Telecinco para hablar, con todo lujo de detalles, los ‘affaires’ que supuestamente han vivido con el ex de Rocío Carrasco.

Olga Moreno pasea por las calles de Málaga

© GTRES

Esta situación ha hecho pasarlo mal a la pareja, que en estos 20 años ha sido una piña ante las muchas adversidades que les ha tocado vivir. El trago es especialmente amargo para Olga, quien lleva una vida alejada de los focos. Este viernes, la malagueña ha sido fotografiada dando un paseo en Málaga. Llevaba el rostro cubierto por una mascarilla, pero sus ojos revelan, indefectiblemente, cierta tristeza. Su mirada refleja el sufrimiento que ha experimentado en los últimos días.

Antonio David valora las palabras de Olga en SEMANA: «Ha sido una entrevista muy sincera»

Un sufrimiento del que el colaborador ha hablado, con total sinceridad, en ‘Sálvame’. «Ha sido una entrevista muy sincera, hablando de la libertad de una mujer que ha sufrido y lo ha pasado mal y cuenta las cosas como las ha vivido. Me gusta mucho su sinceridad y la claridad con la que cuenta las cosas», ha explicado sobre la entrevista de Olga en SEMANA. este miércoles el malagueño en ‘Sálvame’. Hace dos días no ocultaba su preocupación por el dolor de su pareja.

El colaborador habla del sufrimiento de su mujer: «Soy el responsable absoluto»

© Telecinco

 

Antonio David Flores no quiere hablar de crisis. Nunca la ha habido en su relación con Olga, Pero sí admite que hay sufrimiento. Y él entona el ‘mea culpa’: «Yo soy el responsable absoluto. Si no hubiera ocurrido nada de esto no estaríamos hablando ahora sobre ello. Se está hablando de mí y ella colateralmente se ha visto salpicada. Sufro y lo paso mal por lo que ha tenido que vivir durante estos 15 días. Son muchos años trabajando en este negocio y no todos lo digieren de la misma forma que yo. Al final es el que está trabajando y sobre el que se ha centrado la atención mediática soy yo», ha señalado.

A estas alturas de la tormenta mediática que se ha desatado en torno a él, el ex Guardia Civil no puede ocultar que su relación con Olga no atraviesa su mejor momento. A pesar del bache, su compromiso profesional con ‘Sálvame’ le obliga a mantenerse firme cada vez que una mujer se sienta en el programa para contar supuestos episodios de alcoba… Se le ha pasado por la cabeza tirar la toalla y dejar su sillón, pero sabe que lo que está pasando forma parte del ‘show’ televisivo.

Además, hasta hace muy poco estuvo en dique seco. Antes de entrar en ‘Gran Hermano VIP 7’ (estrenada en septiembre de 2019) se tiró seis años sin trabajar en el medio. Y ahora, pese a este enorme chaparrón, no está dispuesto a perder esta oportunidad laboral. «Me encuentro con el compromiso muy potente de estar con mi programa y de estar al 100%. Lo que no puedes hacer es estar sentado y decir ‘yo no hablo esto’. Me veía en la necesidad de estar ahí y no defraudar. Y eso me ha traído consecuencias», ha explicado. «Yo fui apartado de esta casa hace seis años, pero prácticamente he trabajado en todos estos programas y sentí que a partir de ese momento se me había apartado injustamente. Ahora cuando vuelvo a mi puesto de trabajo creo que debo seguir aquí.

«Olga lo pasa mal, no se defiende bien»

© Telecinco

 

El colaborador ha dejado claro que su mujer ha realizado declaraciones en exclusiva en SEMANA porque es un medio con el que se ha sentido a gusto. «Lo pasa mal, no se defiende bien y en una revista se hace de una manera más relajada y más cómoda».

Ahora la pareja lucha por mantenerse unida. «Es el momento de hacer caso ahora mi casa», ha manifestado Antonio David. Ganas de pelear por la mujer de su vida no le faltan. «Tengo motivos suficientes para seguir luchando. Soy un guerrero, un luchador y voy a triar para adelante, aunque se pretenda romper mi matrimonio».