Uno de sus últimos proyectos profesionales fue convertirse en empresaria de Internet, vendiendo frutas tropicales.

Sus desesos de ser actriz parece que de momento han quedado aparcados.