La salud de Sofía Mazagatos está preocupando a propios y extraños, después de que este domingo trascendiese la noticia de que ha tenido que ser ingresada de urgencia en el hospital. De hecho, el motivo de esta preocupación reside precisamente porque se desconocen las circunstancias que han rodeado a su hospitalización, ni si estas tienen que ver con su recién conocido embarazo. La pasada semana se anunció que la ex Miss España estaba embarazada de nuevo de su pareja, el empresario de la noche Tito Pajares, dueño de la conocida discoteca Gabana de Madrid.

[Así es la discreta vida de Sofía Mazagatos y Tito Pajares]

Lo que podría ser una feliz noticia, el de la espera de su segundo hijo a los 43 años, se ha visto ensombrecida por un problema de salud que le ha llevado a ser ingresada en un centro hospitalario de la capital. Como decíamos, se desconocen por el momento los detalles de su paso por el hospital y la afección que aqueja Sofía Mazagatos, aunque desde el programa ‘Socialité’ de Telecinco ya se especula con la posibilidad de que estén produciéndose las mismas complicaciones que la modelo sufrió en su primer embarazo, que le obligaron a mantener un riguroso reposo, al ser considerado de riesgo.

En esta ocasión, con la espera de que se convierta en madre por segunda vez fruto de su discreta discreción con el empresario Tito Pajares, posiblemente tenga que extremar las precauciones y seguir el mismo procedimiento de reposo riguroso.

Sea como fuere, lo cierto es que a Sofía Mazagatos no le pesa tener que hacer este sacrificio si con ello trae al mundo un retoño tan bonito como es Sofía, su primera hija, que nació el pasado año 2015 y que llena de alegría su hogar. Tanto, que incluso no ha tenido reparos en aparcar en parte su faceta como empresaria mientras ve crecer a su princesita. Eso sí, no desconecta nunca del trabajo y sigue gestionando las páginas web y la tienda online que levantó desde cero y que, por fortuna, le van bastante bien. Y es que en el mundo de la belleza y la moda ella se mueve como pez en el agua, antes desde la pasarela, ahora desde los negocios. Eso sí, su mejor empresa ha sido convertirse en madre, al menos en lo que a alegrías se refiere.