Cuando se enamoraron, los dos atravesaban por parecidas circunstancias: él llevaba un tiempo separado de la abogada leonesa con la que compartía su vida, y ella había puesto punto final a su matrimonio con el pilorto Eduardo San Román, después de 14 años de unión y tres hijos en común: Lucas, que ahora tiene diez años, Claudia, de ocho, y Lucía, que en agosto cumplió cuatro.

Aunque Silvia, muy celosa de su vida privada, insiste en mantener la discreción, en su entorno se comenta que la fama de conquistador del juez López podría haber sido uno de los motivos principales de la ruptura. Con todo, Silvia asegura que la separación ha sido muy amistosa, y que ahora ella y Enrique son buenos amigos: «Estoy contenta con la decisión que he tomado. Le deseo mucha felicidad, yo me quedo con que ha sido una experiencia bonita”, dijo ayer, durante la celebración del 11 aniversario de un conocido restaurante de Madrid.

Silvia, de 42 años, no parece tener suerte en el amor, pero no siempre fue así. Hubo un tiempo en que la diosa fortuna le sonreía a través del azar. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad CEU San Pablo de Madrid, por casualidad se presentó e a Miss Galicia, ganó y poco después se abría camino en las pasarelas; Todo le vino rodado.

También por azar, la entrevistaron en la televisión gallega, se dio cuenta de que ese era su mundo y no tardó en darse a conocer, especialmente desde que se puso al frente de «Pasapalabra», en Tele 5. Más tarde, Silvia se fue a Estados Unidos y un huracán obligó a su avión a aterrizar en Miami. Un piloto español entabló conversación con ella y dos años y medio después se casaron, concretamente el 17 de octubre de 1998.

Jura de Enrique López como magistrado del Tribunal Constitucional

Enrique López juró su cargo como magistrado del Tribunal Constitucional el pasado mes de junio, ante los reyes y en el Palacio de La Zarzuela.