Shaila Dúrcal muestra sin complejos las secuelas de su dedo mutilado

Shaila Dúrcal ha mostrado en Instagram cómo ha quedado su mano tras el accidente doméstico en el que perdió parte de un dedo. Poco a poco ha ido superando el miedo que ha vivido y ya no tiene reparos en mostrar los progresos en su tratamiento y rehabilitación

Shaila Dúrcal ha tardado muchos meses en superar el trauma que le supuso perder parte de un dedo en un desafortunado accidente doméstico. Tanto, que incluso ha preferido no hablar sobre qué le pasó y tan solo se limitó a dar a conocer a todos sus seguidores el drama que acompañaba a su mutilación. Sin embargo, poco a poco está perdiendo el miedo que ha arrastrado con esta historia y ya se atreve a mostrar sin temor las consecuencias de su accidente.

“Shaila agarrando con fuerza después de su terapia”, escribe su productor musical, además de amigo personal, en su cuenta de Instagram, como acompañamiento a una imagen que ha impactado a todos. En ella, se muestra a la cantante comiéndose un sándwich vegetal de pollo con la mano derecha. La mano que salió mal parada en su accidente doméstico en el que perdió parte de su dedo índice, como se puede ver en la citada instantánea.

[Leer más: así fue su regreso a los escenarios tras el accidente]

Shaila Dúrcal ha tenido que contar con ayuda profesional para hacerse a la idea de que ha perdido parte de un dedo y cómo esto puede condicionar su día a día. Es un hecho traumático no solo por la pérdida, sino por la forma en la que tuvo lugar, de la cual no se ha visto preparada a compartir con el público. Aun así, ya mira al futuro de forma positiva y con una sonrisa en la cara, lo que ha tranquilizado ya a sus seguidores de las redes sociales.

“Quiero agradecer a todos los que habéis estado pendientes de mi salud todas vuestras muestras de cariño y mensajes de estos días. Estoy recuperando mi sonrisa y alegría gracias a vuestro apoyo”, decía Shaila Dúrcal en su Instagram tras someterse a una intervención quirúrgica. Sus hermanos, Carmen y Antonio Morales, se han volcado en ella y han respetado su decisión de no hablar en público sobre lo que sucedió. Todo un misterio que, poco a poco, se irá desvelando.