real-pp

Sergio Ramos y Pilar Rubio se relajan en Ibiza, junto a otras parejas del equipo blanco

Este sábado el Real Madrid y la Juventus se disputarán la final de la Champions en Cardiff. Y aunque equipo blanco tiene mucho trabajo por delante si quiere derrotar al equipo italiano, algunos jugadores de la plantilla han optado por tomarse unos días de relax en Ibiza. 

Sergio Ramos y Pilar Rubio, Lucas Vázquez y Macarena Rodríguez, Luka Modric y  Vanja Bosnic; Keylor Navas y  Andrea Salas; y Mateo Kovacic y Izabel Andrijanic. Todos los jugadores aprovecharon el descanso que les cedió Zidane, para disfrutar el pasado fin de semana en compañía de sus parejas en la isla pitiusa. Excepto Modric, que también quiso llevarse con él a sus dos hijos.

Los cinco jugadores del Real Madrid se relajaron en un barco en alta mar. Y aunque  las parejas de los futbolistas prefirieron quedarse en el interior, donde se vio a Pilar Rubio muy integrada con las demás chicas, los futbolistas optaron por un poco más adrenalina, sobre todo Sergio Ramos, que no dudó en subirse a la moto de agua. 

9En Ibiza

en-ibiza

Sergio Ramos, Mateo Kovacic, Lucas Vázquez, Luka Modric y Keylor Navas disfrutaron junto a sus parejas en alta mar, antes de la final de la Champions. 

8Sergio Ramos y Pilar Rubio

sergio-ramos-y-pilar-rubio

Sergio Ramos y Pilar Rubio, a quien se la vio muy integrada con el resto de chicas.

7Adrenalina

adrenalina

El capitán del Real Madrid tardó muy poco en subirse a la moto de agua.

6Lucas Vázquez

lucas-vazquez

Sergio Ramos y Lucas Vázquez estuvieron muy unidos durante la jornada en barco. 

5Keylor Navas

keylor-navas

Keylor Navas y su mujer Andrea Salas, con quien se casó en 2009. 

4Luka Modric

luka-modric

Luka Modric estuvo acompañado por su mujer Vanja Bosnic, y también por sus dos hijos. 

3Muy atento

muy-atento

El jugador estuvo muy atento a su chica, Macarena Rodríguez.

2Mateo Kovacic

mateo-kovacic

Mateo Kovacic también estuvo muy pendiente de su novia, Izabel Andrijanic.  

1Complicidad

complicidad

Las cinco parejas del equipo blanco demostraron tener una gran complicidad.