Se desvela el misterio de los ‘hijos secretos’ de Jordi González

Jordi González no tiene hijos, al menos no son los que todos dicen. El presentador suele subir muchas fotos de dos niños y hay quien señala a que son suyos

El desconcierto se instaló en las redes sociales cuando Jordi González compartió una tierna imagen en la que posaba sonriente con dos niños pequeños. ¿Son sus hijos? Esta es la pregunta recurrente que se hacían sus seguidores, asombrados por haber pasado por alto este detalle importante de la vida privada de uno de los presentadores más queridos de Telecinco. Ante tanto revuelo, el comunicador finalmente se ha visto obligado a confesarse.

El aplaudido mensaje de Jordi González a Jorge Javier Vázquez

4Jordi González explica la confusión

El presentador se ha tomado con gracia esta nueva falacia que ha pululado por las redes sociales, dado que no deja de ser curioso cómo una simple foto puede contribuir a un bulo sin mucha consistencia. “Son hijos de dos amigas mías”, como cuenta Pilar Eyre en su blog de Lecturas.

3¿Quiénes son esos niños?

Tal y como ha explicado el presentador, el mayor de los niños es hijo de una íntima amiga suya, mientras que el más pequeño, recién nacido, es el que tuvo hace apenas dos meses la presentadora Lorena Castell. Así que no, no son sus hijos.

2Jordi González, ¡padre por sorpresa!

Ser padre ahora mismo no entra en los planes más inmediatos de Jordi González, aunque viendo la buena acogida que ha recibido la falsa noticia sorpresa de que es padre, quizá se anima a estrenarse en estos derroteros. Por el momento, se centra en trabajar y en mimar su propia vida, la cual se mantiene siempre alejada de la atención mediática.

1Su vida personal, todo un secreto

Jordi González ha mantenido su intimidad alejada de la atención mediática. Poco o nada se sabe sobre sus parejas sentimentales o si es cierta o no la afirmación de Octavio Aceves de hace dos años, que aseguró que “soy amigo de su novio Sergio”, dejando entrever su posible homosexualidad. Él nunca ha hecho declaraciones al respecto, tampoco es necesario si efectivamente prefiere que su vida personal no sea motivo de charla ajena. No vender su vida incluye también no hacer desmentidos ni confirmar lo que se hable de él.