destacadalola
La hija de Rosario Flores ya ha mostrado interés por el mundo de la interpretación.

De casta le viene al galgo. Este refrán se le puede aplicar a Lola Orellana, la hija de Rosario Florez y Carlos Orellana. La joven, que llegó al mundo el 2 de octubre de 1996 -un año después de la muerte de su abuela Lola Flores-, se convirtió en un gran apoyo para su Rosario, a la que le afectó muchísimo la desaparición de su madre. Y es que se convirtió, junto al fallecimiento de su hermano Antonio, en uno de los momentos más duros de la vida de la cantante.

Lola, que ha estado estudiando interpretación, se podría convertir en la nueva estrella de la familia Flores. Después de cumplir la mayoría de edad y de trasladarse a Londres para acabar el Bachillerato, la joven ya muestra interés por convertirse en actriz, algo que ya hacen sus primas Alba Flores, que ha participado en la serie Vis a Vis y en El tiempo entre costuras, y Elena Furiase, que se ha convertido en la nueva cara conocida de la nueva temporada de Cuéntame cómo pasó.

Sólo habrá que esperar para ver si su sueño se hace realidad y consigue convertirse en protagonista de alguna serie de televisión o película. Algo que tampoco descarta la hija de Rosario Flores es dedicarse al mundo de la moda, donde ya ha hecho sus primeros pinitos como modelo.

lola2
La hija de Rosario Flores está interesada en la interpretación y en la moda.