La protagonista de Lost in translation ya es mamá. Ayer dio la bienvenida a su hija, Rose Dorothy, nacida de su relación con el periodista galo Romain Dauriac, con quien sale desde finales de 2012. La pareja, que está comprometida, ha debutado en la paternidad antes que pasar por el altar, y no pueden estar más felices.

Scarlett Johansson ha llevado un embarazo de perfil bajo, sin hacer apenas apariciones públicas. Las últimas en las que se la pudo ver fueron en los primeros meses del año como parte de la promoción de la película Capitán América: el soldado de invierno. Actualmente está en cartel con la cinta Lucy. Desde entonces se ha dedicado a cuidarse y a vivir tranquilamente en París, donde se ha instalado con su pareja.

Después de sus romances con Jared Leto, Josh Harnett y Sean Penn, la sensual rubia se casó en 2008 con el también actor Ryan Reynolds, de quien se separaría en 2011.  Después inició un discreto noviazgo con Romain Dauriac, con quien ha decidido dar el importante paso de la maternidad.

Ambos han pedido privacidad y desean acogerse a la proclama del No Kids Policy, que aboga por mantener la intimidad de los hijos de los famosos.

Scarlett-Johansson

El pasado marzo, promocionando Capitán América, en China, cuando estaba embarazada de tres meses.