la actriz ha reaparecido en ‘La noche D’ tras ser mamá de su segundo hijo con Isco Alarcón y ha hablado con naturalidad de sus dificultades tras el parto.


Este martes, Sara Sálamo ha visitado el plató de Televisión Española para participar en el programa ‘La noche D’, que presenta cada martes Dani Rovira en la cadena estatal. La actriz, acompañada de Pepón Nieto, se enfrentaba a imágenes de su infancia y ha compartido con los espectadores con qué soñaban de pequeños.

La canaria ha confesado que su sueño desde que era pequeña era ser «francotiradora en Tenerife… Tengo mucha puntería». Rovira le respondía, con humor, «subida en el volcán, allí en el Teide». Bromas aparte, la artista revelaba que pronto supo que «quería ser actriz». 

«En mi primera depresión posparto lloraba»

Durante la emisión del espacio, el malagueño propuso una actividad a sus invitados. Esta consistía en repasar una serie de imágenes sobre su vida. Así, Sálamo daba detalles de sus rutinas de ejercicios en las que utiliza a su pequeño como pesa para fortalecer los mñusculos. Porque cuando pesan «5, 6 o 7 kilos lo usamos para sentadillas», decía, con humor. También hablaba por primera vez de la depresión postparto. Algo que vivió en dos ocasiones: tras los nacimientos de cada uno de sus hijos. «En mi primera depresión posparto lloraba y decía ‘No me he despedido de mi antiguo yo», ha contado en ‘La noche D’.

La intérprete, casada con Isco Alarcón, tuvo a su segundo hijo, fruto de su relación con el futbolista, a finales del pasado diciembre. «Que sí que es agotador, incluso doloroso los primeros días… Pero, ¡madre mía! Cuánto te quiero… Tu hermano y tú me lleváis al límite del querer de verdad. #MiTheoYMiPiero», escribía en su perfil de Instagram apenas unos días de ser madre por segunda vez.

 

Instagram

Aunque Sara Sálamo ha hablado por primera vez de la depresión post parto, sí había hecho referencia a molestias derivadas del postparto en sus redes sociales. El pasado mes de enero, apenas res días después de alumbrar a su segundo hijo, compartía unas fotos en las que mostraba cómo lucía su figura tras dar a luz. «Sigo con una barriga enorme, hojas de col en el pecho para evitar una mastitis y bragas desechables», escribía junto a una foto que mostraba «el postparto real».

Entonces, el objetivo de su publicación era claro: quería mostrar la realidad que viven muchas mujeres después de tener un bebé y «utilizar este altavoz sin maquillajes» para retratar un postparto que le parecía «durísimo». 

«No es elegante ni glamuroso. Sangramos, lloramos y nos sentimos superados», detallaba. Asimismo, recordaba cómo fue su experiencia tras ser madre por primera vez. Fue en julio de 2019 cuando nació Theo, el primer hijo para la actriz y el segundo para el madridista que ya era padre de un niño fruto de una relación anterior. «Me llevé una enorme sorpresa al descubrir todo esto», recordaba.