Iker Casillas recibió el 2 de mayo una de las Medallas de Oro, en concreto la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo, otorgadas por la Comunidad de Madrid a las personalidades más sobresalientes del año. El portero del Real Madrid y capitán de La Roja acudió al acto solemne de entrega, celebrado en la Real Casa de Correos, sede de la presidencia autonómica, con su guapa novia, Sara Carbonero

La periodista de deportes de Tele 5 se sentó entre el público, desde donde contempló muy orgullosa cómo Iker recibía este honor, concedido por su valía personal y profesional y por ser uno de los mejores embajadores de Madrid y del Deporte. ”Es una alegría inmensa. Siempre que acudes a recoger este premio es por algo bueno en el aspecto personal y colectivo. Estoy agradecido por este premio y muy contento y feliz por ser de Madrid. Sigo siendo mostoleño, aunque no haya nacido allí, madrileño y español, por lo que mi raíces están claras”, aseguró el jugador, ante la mirada de la bella Sara y también de Florentino Pérez, presidente del club blanco.

Iker casillas

Iker Casillas, tras recibir su Medalla de manos del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Iker Casillas, quien últimamente ha vivido momentos bajos con su equipo, lesionado y sin jugar varios partidos, dijo que su futuro sigue estando en el Real Madrid. Sara Carbonero ha sido su gran apoyo en este tiempo y están demostrando que su amor sigue tan fuerte como el primer día. La pareja sale desde hace casi tres años y se ha mudado recientemente a su nueva casa en la urbanización de lujo de La Finca, en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Quizás el próximo paso que se planteen es la tan deseada boda.

Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, se refirió a Iker como «un deportista que encarna los valores del deporte como nadie. Es uno de los madrileños más universales y queridos y un mito del fútbol”. De hecho, Casillas no es extraño a este galardón, que ya recogió en 2011, pero entonces en representación de la Selección Española. En esta ocasión, el premio era para él solito.

Sara-Carbonero

La periodista, muy atenta sentada entre el público durante el acto.

Sara-Carbonero

Sara Carbonero, con Iker Casillas por detrás, posando con unos niños admiradores.