Sara es una gran aficionada al fútbol, y, aunque en esta ocasión no tuvo que trabajar, no quiso perderse en partido.