Salma Hayek, una mamá viajera con su hija Valentina

Valentina Paloma, que así se llama la niña, es una auténtica muñeca y si bien ha heredado la melena rizada y el estilo de su madre, también se parece a su padre, el magnate del grupo de moda y cosmético LVMH, con el que la actriz mexicana se casó hace ya tres años.

Salma, de 45 años, ha reconocido en muchas ocasiones que su niña es una inyección de energía para ella; al parecer Valentina es una niña muy despierta y ocurrente.

Salma Hayek y su familia viven a caballo entre París y Los Ángeles; es por eso que Valentina ya está acostumbrada a viajar con su famosa mamá.

La pequeña Valentina se parece mucho a sus padres