El representante de Tarragona de Mister Internacional Spain 2020 tiene 23 años y un físico de escándalo: una piel de ébano y unos cristalinos ojos azules con los que persigue ser el hombre más guapo de España.


A simple vista podría parecer una escultura de ébano. Un dios caído del Olimpo. Pero no. Es mortal y se llama Sada Keita. Este joven, que representa a Tarragona en Mister International Spain 2020, tiene 23 años y es uno de los 54 candidatos que lucha por regresar a casa con el título de más guapo de España.

Un tío y su sobrina aspiran a convertirse en Míster y Miss Mundo España

Nacido en Tortosa, Sada es de origen malí. En la actualidad vive en Inglaterra, pero se ha criado en Cataluña. Tal y como ha revelado en una entrevista al diario ‘El Mundo’, trabaja «como aprendiz de ingeniería robótica y, fugazmente, fui azafato de vuelo un verano». Tras breves incursiones en el mundo de la moda se ha animado a presentarse en el concurso de belleza masculino, que tendrá lugar el próximo 19 de julio en el complejo Marina D’Or, en Oropesa del Mar.

«No todo es una cara bonita»

Sus gustos son sencillos: Le gusta el fútbol, el cine, la lectura y viajar. Se considera una persona «con valores familiares, apasionado y amante de la adrenalina». Su poderoso atractivo físico es su gran baza para llegar a la final del certamen de belleza masculino. No todos los días se presenta un concursante que aúne un cuerpo de escándalo, una brillante tez morena y tenga tan impresionantes ojos azules. Aunque el joven asegura que «no todo es una cara bonita o un cuerpo bonito». A día de hoy, «mucha gente piensa que este tipo de certámenes, que suelen enseñar cuerpos perfectos, son algo dañinos en la era del ‘body positive». Él tiene claro que se valoran otras cualidades. «Es una personalidad, con valores», señala. Alguno de esos valores a los que hace referencia es el movimiento ‘Black Lives Matter’, que ha cobrado un gran protagonismo en los medios de comunicación. Sobre esta cuestión, Sada Keita que «toda causa tiene su importancia».

Lucía Heredia, Miss Ceuta, la segunda transexual en luchar por la corona de Miss Mundo España

«Me gustaría una chica sencilla y auténtica»

Es consciente de que, en caso de ganar el concurso, ayudaría a dar visibilidad a la igualdad entre razas. Él nunca ha vivido en carne propia el racismo, «pero el mundo no gira en torno a mi realidad solo» y «el hecho de no lo haya experimentado no significa que no exista». El aspirante considera que el racismo surge por «desconocimiento» y que lo conozcan «sería un paso» para resaltar la importancia de la diversidad en la sociedad.

Otro dato a destacar sobre Sada Keita: no tiene pareja y se considera «un soltero de oro». De momento, en sus planes no está enamorarse, pero no descarta encontrar a alguien el día de mañana. «Me gustaría una chica sencilla y auténtica, que es un valor muy importante hoy en día», confiesa.

Estos son los 52 candidatos a Míster Internacional España 2019, ¿cuál es tu favorito?