Jorge Javier señaló que Rosa tenía que ser tratada estos días y que probablemente no volvería al plató de ‘Sálvame’ hasta pasado fin de año.

Los acontecimientos de los últimos días han sido demasiado para Rosa. Todo empezó cuando el pasado viernes fundió sus anillos de casada en directo en el plató de ‘Sálvame’. Con este dramático gesto, nunca antes visto en un plató, la colaboradora quería dejar patente que su matrimonio con Amador había terminado definitivamente.

Tras esta escenificación del fin de su matrimonio, Amador no dudó en llamar a ‘Sálvame’ el pasado lunes, creando así un nuevo conflicto con su ex-mujer y volviendo a abrir heridas que aún estaban abiertas.  Parece que el hermano de Rocío Jurado se arrepiente ahora de su comportamiento con Rosa pero ella rehúsa atender a cualquier tipo de explicación por parte de su ex-marido.Todo ello ha provocado un nuevo ataque de ansiedad del que ahora tendrá que recuperarse.

Hace un mes Rosa sufrió otro fuerte ataque de ansiedad que desembocó en la ingesta de numerosos tranquilizantes que estuvieron a punto de provocar fatales consecuencias.