rosa-benito
Rosa Benito va a salir a por todas, dispuesta a ganar ‘Gran Hermano Vip’, aunque tendrá mucha competencia…

Rosa Benito, que ya ganó ‘Supervivientes’, se enfrenta ahora a un nuevo reto, ‘Gran Hermano Vip’. La ex de Amador Mohedano, que compartirá espacio con su compañera Raquel Bollo, ha manifestado hace un par de días en Twitter: «Buenos días mundo faltan 3 días… Cuatro veces de desecho la maleta… No se xq? Al final vuelvo a poner lo mismo…»

rosa1
Rosa Benito ingresa en ‘Gran Hermano Vip’ este jueves.

Lógicamente, Rosa Benito está nerviosa porque se juega mucho en este ‘reality’ en el que podremos verla 24 horas cada día. Tiene experiencia en este tipo de formatos, pero en este el contacto con los otros concursantes es mucho más estrecho y en un ámbito mucho más cerrado, lo que favorece que se propicien todo tipo de situaciones, algunas de alta tensión, como ya le pesara, por ejemplo, a Belén Esteban, quien mantuvo acalorados enfrentamientos con Olvido Hormigos, o a Kiko Rivera, que abandonó el espacio antes de tiempo.

SU MÁXIMA DEFENSORA

Rosa Benito es una auténtica ‘superviviente’ y seguramente descubriremos muchas facetas de ella que hasta ahora desconocíamos. En Twitter está recibiendo numerosas muestras de apoyo y estamos seguros de que su hija, Chayo Mohedano, peleará para que su madre haga un buen papel. También la periodista Belén Rodríguez, comentarista habitual de este tipo de formatos, ha dicho en la mencionada red social que es ella su candidata favorita…

rosa-benito1
Aquí vemos a Rosa Benito, con una imagen aparecida en su Twitter, con el maquillador Nico Cisale.

AMADOR MOHEDANO

Hoy en ‘Sálvame’ ha hablado de su relación con su exmarido, Amador Mohedano, y ha sido muy dura al respecto: «Estaba destruida, como mujer hecha una mierda, pero ahora estoy muy alegre y con ganas de luchar. Estoy orgullosa de mí misma y llevo mis cosas muy bien sola». Y ha añadido: «A mí me ha hecho mucho daño, que no lo olvide, porque me destrozó la vida. Estoy en este programa para sacar la cabeza donde la tengo metida… Ya no me duele».