Romina y Guti dan la bienvenida a su hijo Enzo

La pareja, más feliz y enamorada que nunca, ya está organizando el bautizo de Enzo: «El nombre es por el futbolista Enzo Francescoli, al que José admira muchísimo. Pronto concretaremos la fecha del bautizo, queremos que nos acompañe la familia. Los padrinos serán Teresa, la hermana de José, y mi hermano Sebastián», decía Romina hace poco.

La boda, sin embargo, tendrá que esperar. Romina y Guti habían planeado casarse en Formentera a principios del verano pasado, pero la llegada de Enzo trastocó sus planes. Ahora, el enlace ha pasado a un segundo plano: «De momento no nos planteamos casarnos. Tengo tantas cosas que hacer con el niño que, de momento, no. Quiero disfrutarle y dedicarle todo mi tiempo. Pero todo llegará, no hay ninguna prisa», ha dicho Romina, cuya vida ha dado un giro de ciento ochenta grados desde noviembre de 2011, cuando se enamoró de Guti, según ella, el hombre de su vida.

Jose Maria Gutierrez, Guti

El feliz papá, fotografiado a la salida de la clínica Ruber Internacional de Madrid.