El percance de Rocío Flores por llegar tarde a una boda

Rocío Flores es uno de esos personajes públicos que se deja ver con cuentagotas más allá de su ‘oficina’, como llama a su casa, donde trabaja como asesora nutricional. Hace unos días estuvo presente en la boda de su amiga María Morales. La hija de Antonio David viajó de Málaga hasta Granada sola, sin su novio Manuel, conduciendo su propio coche y con L puesta en la luna trasera dada su condición de novel.

Rocío Flores anima a sus fans a ir a un evento rival al de su madre

La ceremonia estaba prevista para las 12 de la mañana en los Jardines de Siddharta en Huétor Vega. Media hora más tarde de la cita llegaba la novia y a las 12:45 horas hacía su entrada Rocío Flores, rompiendo la tradición de que la novia es siempre la última en llegar.

Las prisas le jugaron una mala pasada porque su vestido se desabrochó justo antes de entrar a la boda. Ni corta ni perezosa, la sobrina de Gloria Camila Ortega pidió ayuda al aparcacoches para que le subiese la cremallera de su vestido. Como vestuario, Ro eligió un vestido rosa drapeado y escote palabra de honor, con stilettos, pero no se la vio demasiado cómoda durante la boda ya que salió varias veces al coche para cambiarse de calzado y, de paso, fumarse un pitillo.

Durante la celebración no faltó la música de Rocío Jurado que provocó la emoción de su nieta. Cantaron, bailaron y se lo pasaron en grande hasta que a eso de las 21 horas de la noche, con el sol de Granada cayendo, se marcharon hasta el emblemático barrio del Albaicín.

Este percance de Rocío Flores que SEMANA ha podido saber en primicia llega el mismo día que este medio ha conocido que su padre, Antonio David Flores, está en pleno proceso de negociación para ser el concursante estrella de ‘GH VIP 7’. Todavía no ha firmado el contrato de colaboración y quedan flecos por cerrarse, más allá de la parte clave de fijar la cifra semanal por la que el ex guardia civil cede sus derechos de imagen al programa.