rocio-crusset
Rocío Crusset se está abriendo camino poco a poco en el mundo de la moda.

La hija de Carlos Herrera y Mariló Montero está imparable en su trabajo como modelo, y es que el mes pasado debutaba sobre la pasarela de la Fashion Week Madrid de la mano de diseñadores como Roberto Torreta o Ángel Schlesser, entre otros. A pesar de su juventud, ella tiene claro que su vida está encaminada al mundo de las pasarelas y de la moda: «Aunque se proponen muchas cosas, estoy centrada en lo de ahora, en ser modelo».

Son muchas las críticas que ha recibido últimamente sobre su supuesta extrema delgadez, pero Rocío Crusset no hace caso alguno, aunque asegura que la personas que hablan sobre ello tienen poco tacto: «La gente que critica está en un segundo plano. Los personajes públicos estamos sometidos a este tipo de comentarios«, dijo la modelo. «A todos nos miden  y nos pesan, en Cibeles lo hicieron y si no estás por encima de un peso no desfilas», añadió.

rocio-crusset1
La hija de Carlos Herrera y Mariló Montero, muy guapa con un look muy ‘casual’.

Sus padres han sido los encargados de que Rocío Crusset sea una persona constante y muy trabajadora, tal y como los define a ellos y a sí misma. Ella ha vivido rodeada del mundo de la comunicación y del entorno televisivo, pero tiene claro que su vida está sobre las pasarelas, pero no descarta nada en un futuro.

Pronto se va a cumplir el primer aniversario de  su relación con Jaime Soto, hijo del cantante José Manuel Soto. A pesar de tener una bonita historia de amor, lo hacen a distancia por sus proyectos profesionales. Él acaba de grabar un nuevo álbum y ella es su mejor fan:  «Mi novio me apoya mucho, como yo a él». También hizo un balance sobre este año con él: «Jaime Soto me aporta diversión y tranquilidad».