Rocío Carrasco ha vivido una de sus noches más complicadas después de tener que enfrentarse a todas las declaraciones que se han vertido sobre ella en los últimos días por parte de Gloria Camila y Rocío Flores. Después de reconocer que siente que su hija sigue faltándole el respeto, la hija de Rocío Jurado ha intentado dar la cara por su hermana y ha hecho un llamamiento a José Ortega Cano para que pare de influenciar a la colaboradora de ‘Ya son las ocho’.

© Telecinco.
Telecinco

Hace unos días, Gloria Camila Ortega aseguraba que fue Fidel Albiac el que les llamaba de forma reiterada para que tanto ella como su hermano y su padre abandonaran su casa de La Moraleja después de la muerte de Rocío Jurado. Además, la joven insistía en que era el marido de su hermana quien constantemente estaba en contra de ellos (llegando incluso a llamarles «los inmigrantes»). Este viernes, Rocío Carrasco ha negado la mayor y ha intentando salir en defensa de su hermana, de la que asegura que no se ha olvidado. «Es una mujer muy joven. Siempre he hablado de ella con cariño y no la meto en el mismo saco. Está influenciada. Cuando muere nuestra madre, ella tiene nueve años. Por desgracia, no ha tenido tiempo, ni conciencia, ni madurez suficiente para saber lo que pasaba o dejaba de pasar«, comenzaba a explicar.

Rocío Carrasco insiste en que por edad es imposible que su hermana recuerde algunos aspectos de su niñez y por ello le ha querido recordar que su padre, José Ortega Cano, nunca ha ayudado económicamente a la familia. La hija de la fallecida artista asegura que la colaboradora de ‘Ya son las ocho’ se están encargando de soltar un discurso en televisión que previamente le han hecho aprenderse en casa. Por ello, ha querido mandarle un mensaje a aquellas personas que, según ella, están influenciando a la joven: «Me gustaría decirles a todos estos que se están encargando de volver a echar a otra niña al ruedo, que tengan vergüenza y huevo porque ya estoy aquí. No tengo miedo, no hay amenazas. Que sigan inventando. Esa que ha salido en el documental de antes, gracias a Dios no existe. Sed valiente los adultos». Un mensaje que iba dirigido por completo a José Ortega Cano y por eso hacía referencia a los ruedos. «Es una niña que no ha podido vivir por desgracia, no lo puede saber. No ha tenido la edad suficiente como para vivir de lo que está hablando», prosigue.

El consejo de Rocío Carrasco a su hermana, Gloria Camila Ortega

Gtres
Gtres

Aunque sabe que es difícil, Rocío Carrasco se dirige directamente a su hermana y le pide que salga del círculo en el que se encuentra y conversara con parte de su familia paterna. «Que se salga en el sentido de que ponga en cuarentena, no que abandone en su familia. Que ponga en cuarentena lo que se está diciendo», cuenta. Eso sí, también le pide que deje de exigir los papeles de su madre ante los tribunales puesto que podría salir muy mal parada. «No me pidas más papeles vida mía. A lo mejor te los voy a dar y a lo mejor no te va a gustar. A lo mejor todo ese mundo idílico se te viene encima. Es algo que a ella le hará daño», reflexiona.

Por otro lado, Rocío Carrasco también ha querido dar la cara por Fidel Albiac y ha desmentido que fuera él el que obligara a la familia a irse de la casa de La Moraleja y les recuerda que fue algo que estipuló Rocío Jurado. «Si tienen que pedirle explicaciones es a su madre. Ella determina que a los seis meses no pueden seguir viviendo en la casa y esta se tiene que vender en dos años. Fue José Ortega Cano el que dice que no quería estar viviendo en la casa y que viniera gente de la inmobiliaria a visitarla. Hace las maletas y se va a Yerbabuena, a una casa a diez kilómetros de La Moraleja», sentencia.

La defensora de la audiencia de ‘Sálvame’ deja claro que no nunca le importó lo que se llevara de esa vivienda, aunque no dejó que se llevara el coche de su madre puesto que este pertenecía a una sociedad que estaba puesto a su madre. Además, ha reconocido que si no estuvieran sus hermanos, ella hubiera dejado de tener relación con el diestro tras el fallecimiento de «La Más Grande». Ella hace hincapié en que va a seguir en televisión y que no le tiene miedo a nada, mientras que Fidel se defenderá lo suyo en donde se tiene que defender.