Rocío, hija, deja de dar tantos titulares, porque a este paso cambio el nombre de mi blog. Sí, señores, vuelvo a escribir de Rocío Carrasco. Y no será la última vez. Me temo.

rocio-carrasco
¿Está Rocío Carrasco en la ruina? ¿Ha dilapidado la herencia de su madre?

Rocío Carrasco decidió hace un tiempo salir de su guarida, vender una exclusiva y montar una boda de tres días, como la de Farruquito. Muchos apuntaban, su ex, Antonio David, también, que se casaba por dinero. Que no me parece ni bien ni mal. Y ahora Lecturas saca toda una retahíla de cifras, fincas, propiedades, impuestos, que me tienen al borde del desmayo. Por lo visto, debe más de un millón de euros.

No sé si será verdad o no, pero como en el cuento de la lechera yo me pongo a pensar lo que haría si hubiera heredado lo que ella y me veo, como Chabelita Pantoja, en islas Mauricio, como Kiko Matamoros y Makoke, en las islas Providenciales, me iría un par de años a estudiar a la Sorbona como Inés Sastre y me haría unos arreglitos para lucir la tableta de Andrés Velencoso. Y siempre tendría la nevera llena y la luz pagada. Para algunas cosas sigo teniendo mentalidad de posguerra.

fidel
Rocío Carrasco y Fidel, según Antonio David, se han casado por motivos económicos.

Rocío Carrasco se ha tirado casi una década sin que la viéramos en ningún lado. Me suena haber oído en la tele que no tenía ni asistenta, que ella misma se limpiaba la casa para que no fueran largando por ahí sus intimidades. No la han pillado de viaje ni comprando en la Milla de Oro, ni en la peluquería de Moncho Moreno, por poner un ejemplo. ¿En qué se ha gastado el dinero? ¿Qué ha hecho?

Igual Rocío Carrasco está forrada y esto es una cortina de humo, pero de ser verdad yo estaría tirándome de las extensiones, porque no se comprende. Soy ella y me estaría pellizcando todo el rato.

La única conclusión que saco es que la riqueza que no se ha labrado con sudor puede ser más endeble que la carrera interpretativa de Sofía Mazagatos, quien también está viviendo un retiro mediático que, para mi gusto, está durando más de la cuenta.

rocio-jurado
Rocío Jurado dejó un importante legado económico.

No sé si Rocío Carrasco habrá dilapidado la herencia que le dejó Rocío Jurado, si no ha gestionado o no le han gestionado bien su patrimonio, pero lo que nadie puede poner en cuestión es que las personas que trabajan de manera continuada, ahorran y viven por debajo de sus posibilidades son las que llevan una vida más plácida y sin sobresaltos. Los que marcan su nivel en función de los recursos que tienen en cada momento son más susceptibles de ser borrados del mapa cuando las cosas vienen mal dadas. Que se lo digan a Sergio Álix, quien el otro día vino a decir que a veces pasa hambre.

En fin, que yo no quiero problemas, que está la cosa mu mala.